Jair Bolsonaro, el pasado 17 de julio en un acto en el palacio de Planalto, en Brasilia
Jair Bolsonaro, el pasado 17 de julio en un acto en el palacio de Planalto, en Brasilia - Reuters

Una empresa española difundió la campaña de Bolsonaro en WhatsApp

La compañía fue contratada indirectamente por empresarios que apoyaban al derechista

Corresponsal en Sao PauloActualizado:

Una empresa española está en el centro del debate político en Brasil tras un reportaje del diario «Folha de São Paulo» que la acusa de haberle vendido mensajes en masa a empresarios que le hicieron campaña al actual presidente, Jair Bolsonaro, durante el proceso electoral del año pasado.

Según el reportaje fechado desde La Coruña, la agencia «Enviawhatsapps» del empresario Luis Novoa, fue contratada por correligionarios de Bolsonaro para disparar mensajes en masa a favor del candidato, contrariando las normas del contrato, que destinaba los mensajes a fines comerciales.

Firmado por la periodista brasileña Patricia Campos Mello, ganadora del Premio de Periodismo Digital Rey de España en 2018, el reportaje revela un audio de Novoa, en que cuenta que fue contratado por «empresas, carnicerías, lavadoras de coches y fábricas» para hacer envíos masivos a favor de Bolsonaro el año pasado.

En la grabación obtenida por el diario, realizada durante un encuentro de empresarios, Novoa dice que sólo descubrió que la contratación tenía el objetivo de hacer campaña política, en octubre, cuando la plataforma Whastsapp comenzó a cortarle las líneas telefónicas de su empresa, informando que el envío de mensajes masivos para influenciar a los votantes violaba sus términos de uso.

Al saber del reportaje, Novoa negó haber trabajado para campañas electorales brasileñas. «Es mentira, no trabajamos con empresas que hayan enviado campañas políticas en Brasil», afirmó Novoa a «Folha».

A su vez, Jair Bolsonaro se defendió diciendo que hubo «millones de mensajes a favor de su campaña y tal vez algunos millones contra también». El reportaje que fue portada de «Folha de São Paulo» y repercutido en los principales medios brasileños, informa que no hay indicios de que el equipo de Bolsonaro supiera de la contratación del servicio prestado por Novoa.

El esquema, que habría violado la legislación electoral brasileña, fue denunciado por la misma periodista días antes de la elección, en octubre, revelando que empresarios vinculados a Bolsonaro pagaron lo equivalente a 3 millones de euros, por empresa, para impulsar noticias falsas, mensajes a favor de su candidato y contra su oponente, el petista Fernando Haddad.

Donaciones prohibidas

La corte electoral brasileña prohíbe donaciones de empresas para campañas políticas y el disparo masivo de mensajes. El caso, sin embargo aún no ha sido investigado y, según el diario, anda a pasos de tortuga, sin perspectiva de juicio.

Existen también investigaciones que envuelven al PT y a otros partidos en campañas similares.

La participación de Novoa es una novedad en el caso y una ampliación del reportaje. Según «Folha», Enviawhatsapps fue contratada en la elección española de este año por los partidos Podemos y PSOE.

El primer reportaje también repercutió al convertir a la periodista Patrícia Campos Mello en víctima de una persecución digital de militantes del candidato derechista, que la acosaron y amenazaron en redes sociales, en las elecciones más tensas y polarizadas ya vividas en Brasil, según datos de la Asociación Brasileña de Periodistas de Investigación (Abraji).