Embajador Amer: «Una España unida apoya mejor la causa palestina»
El embajador Musa Amer Odeh, durante la entrevista - isabel permuy

Embajador Amer: «Una España unida apoya mejor la causa palestina»

«¡Ya nos gustaría a nosotros disfrutar de los derechos de quienes viven en Cataluña o el País Vasco!», afirma el representante palestino en Madrid

madrid Actualizado:

Después de que el año pasado se le negase entrar como Estado soberano en la ONU, el Gobierno de Mahmud Abbas pelea estos días en Nueva York la entrada como Estado no miembro de los territorios palestinos bajo ocupación israelí. La disputa le gana, al menos, un poco de luz y taquígrafos, de lo que anda muy necesitado.

–¿Casi dos años de Primavera Árabe parecen haber eclipsado el proceso de paz israelo-palestino, que languidece sin ningún resultado. ¿Comparte esa opinión?

–Sí y no. La Primavera Árabe nació en Palestina. Los que comenzaron las revueltas en Túnez y en Egipto han reconocido que Palestina fue su inspiración. Pero es cierto que su lucha ha reducido la atención hacia nuestra causa. También otros factores, como la crisis económica en Europa, las elecciones en Estados Unidos y nuestra propia división interna en Palestina.

–¿Por qué no logra su gobierno ponerse de acuerdo con el de Hamás en Gaza, ahora que su unidad es más importante que nunca?

–La división palestina es el resultado de las políticas de Israel, que conducen a muchos a no ver luz al final del túnel. Somos un pueblo plural, con diversas tendencias ideológicas y religiosas, y la desesperación ante la falta de resultados en el proceso de paz ha fortalecido a los fanáticos.

–¿Quiere decir que hasta que no cambie la política de Israel el gobierno que controla Cisjordania, los moderados de Al Fatah, no podrá ponerse de acuerdo con los islamistas de Hamás, que gobiernan en la Franja de Gaza?

–Quiero simplemente decir que Hamás se ha aprovechado de que el proceso de paz está estancado para hacerse más fuerte entre el pueblo palestino. Y, también, que si Israel no hubiese querido que se produjera la escisión lo habría sabido evitar. Pero está claro que les interesa.

–¿Están decepcionados con el presidente Obama?

–Estados Unidos es un país de instituciones, y el «lobby» judío allí es muy fuerte. De todos modos no esperamos nada ni de los demócratas ni de los republicanos hasta que no pasen las elecciones presidenciales de noviembre.

–Con frecuencia la causa —y el tradicional pañuelo— de los palestinos está vinculado en el imaginario a la izquierda radical europea. Su reciente visita a San Sebastián, y la foto junto al alcalde de Bildu, levantaron algunas ampollas...

–No entiendo la razón. Viajé a San Sebastián para recibir al barco que zarpó desde Suecia con activistas en favor de la causa palestina. Fue una visita lógica, en la que era inevitable el encuentro con el primer edil de la ciudad donde fondeaba el barco.

–No obstante, usted sabe que los separatistas vascos y catalanes con frecuencia invocan a su favor la causa palestina.

–Una España unida apoya mejor la causa palestina. Además, ¡ya nos gustaría a nosotros disfrutar de los derechos de los españoles que viven en Cataluña o en el País Vasco!