El líder de la oposición en Georgia confía en ganar por mayoría en las legislativas
Ivanishvili, junto a su mujer, durante un servicio religioso este lunes - reuters

El líder de la oposición en Georgia confía en ganar por mayoría en las legislativas

«He venido para restablecer la Justicia», asegura el multimillonario Ivanishvili, cuya formación espera obtener dos tercios de los diputados

tiflis Actualizado:

El líder de la oposición georgiana, Bidzin Ivanishvili, se ha mostrado convencido de la victoria de la coalición opositora Sueño Georgia en las elecciones parlamentarias que se celebran en este país del Cáucaso. «Nuestra coalición recibirá dos tercios de los diputados del Parlamento», afirmó el multimillonario Ivanishvili, acompañado de su esposa, en un colegio electoral de Tiflis, citado por las agencias locales.

Curiosamente, Ivanishvili decidió no votar en protesta por la reforma constitucional introducida el pasado año poco después de que el presidente, Mijaíl Saakashvili, le hubiera privado de la ciudadanía georgiana. «Las autoridades tergiversaron la Constitución, por eso no participo en las elecciones. He venido para restablecer la Justicia en Georgia», dijo.

Ivanishvili, que pese a ser ciudadano francés puede concurrir en unos comicios, según la citada reforma constitucional, aseguró que «ésta es la primera vez en la historia en que el pueblo georgiano tiene la posibilidad de hacer una elección casi auténticamente democrática».

Según el sondeo publicado en vísperas de la votación por la compañía sociológica alemana Forsa, la coalición opositora Sueño Georgiano encabezada por Ivanishvili ganaría por mayoría las legislativas, ya que obtendría el 65% de los votos.

Esa cifra debería ser suficiente para que la oposición se hiciera con el control del Parlamento de 150 escaños, aunque todo dependerá de los resultados en las circunscripciones electorales.

Según la legislación electoral, 77 escaños se reparten por listas de partidos y 73 por circunscripciones de un solo mandato, lo que en principio beneficia al oficialismo. El citado sondeo otorga al oficialista Movimiento Nacional Unido sólo un 25 % de los sufragios, lo que confirmaría que el poder ha sido víctima del escándalo internacional provocado por la reciente divulgación de un vídeo con imágenes de torturas a reclusos.

«Nunca vuelva atrás»

Por su parte, Saakashvili, al que la Constitución impide presentarse el próximo año a la reelección, aseguró al depositar su voto que era un día muy importante para Georgia, «ya que se decide el futuro del país, para que progrese y nunca vuelva atrás». «Estas elecciones influirán durante décadas en el desarrollo de Georgia», subrayó el líder georgiano, que se mostró convencido de que los georgianos tomarán «la decisión correcta».

A las cuatro de la tarde, hora local (las dos de la tarde en España), tras ocho horas de votación, habían acudido a las urnas 1.625.818 ciudadanos, el 44,99% de los georgianos con derecho a voto. Los analistas habían pronosticado que la participación rondará el 80%.

Las legislativas son cruciales para el futuro de este país, que se convertirá en 2014 en una república parlamentaria, en la que el hombre fuerte ya no será el presidente, sino el primer ministro, quien será elegido por la mayoría parlamentaria y marcará los designios la política interior y exterior.