Netanyahu adelanta las elecciones en Israel a principios de 2013
Netanyahu anuncia en un breve discurso el adelanto de las elecciones en Israel - afp
adelanto electoral

Netanyahu adelanta las elecciones en Israel a principios de 2013

Su Gobierno de coalición no ha logrado alcanzar el consenso necesario para elaborar los presupuestos del próximo año

jerusalén Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Se veía venir. Las dificultades del Gobierno de coalición para alcanzar el consenso necesario para aprobar los presupuestos del próximo año en Israel han llevado a su primer ministro Benjamin Netanyahu a anunciar el adelanto de las elecciones legislativas para los primeros meses de 2013. Además, Netanyahu es consciente también de las buenas expectativas que existen para poder revalidar su mandato.

En un breve discurso por televisión, el primer ministro israelí no desveló la fecha concreta de los comicios aunque aseguró que se celebrarán «lo antes posible» tras un «proceso rápido de tres meses», plazo que exige la ley entre la disolución del Knesset (Parlamento israelí) y la fecha de la llamada a las urnas. Las elecciones israelíes estaban previstas para octubre del próximo año.

Netanyahu justificó el adelanto electoral en la imposibilidad de pactar en el seno de la coalición de Gobierno unos presupuestos restrictivos para evitar que Israel acabe como «países europeos», una vez que ha empezado a sentir las consecuencias de la recesión en sus principales socios comerciales.

«Llegué a la conclusión de que en este momento no es posible acordar un presupuesto responsable (...) Tengo la obligación de poner el interés nacional por encima de todo», declaró en su intervención. Netanyahu no admitió preguntas al término de su alocución.

Netanyahu adoptó, según Efe, este verano algunas medidas para paliar la falta de liquidez en las arcas públicas, como el aumento del IVA en un punto y una subida de impuestos, que le han restado popularidad, si bien sigue fuerte en las encuestas de opinión, que le dan una ligera subida respecto a los 27 escaños que obtuvo en 2009.

El primer ministro, que optará a un tercer mandato, abogó por continuar con «una política de seguridad y económica responsable» frente a los «retos» que afronta su país, entre los que citó impedir que Irán alcance el arma nuclear, asegurar una economía estable y firmar un acuerdo de paz con los países vecinos.

Algunos comentaristas apuntan que el adelanto electoral significa, por un lado, que Israel no atacará Irán en los próximos meses pero, por otro, que si Netanyahu sale reforzado de la cita con las urnas tendrá las manos libres para lanzar la operación.

Una encuesta de intención de voto publicada por el diario «Haaretz» el pasado 28 de septiembre auguraba una victoria del Likud con 28 escaños (+1), una importante subida del Laborismo (20), un desplome del Kadima (de 28 a 8) y un resultado estable del ultraderechista Israel Beitenu (14, sólo uno menos).

Vuelve Ehud Olmert

Poco después del anuncio comenzaron las reacciones de los líderes políticos y el Canal 10 de la televisión israelí adelantó que el anterior primer ministro, Ehud Olmert, anunciará su regreso al ruedo político en los próximos días, tras quedar limpio en los principales procesos legales que forzaron su dimisión.

Netanyahu llegó a la jefatura del Ejecutivo tras las elecciones de febrero de 2009, en las que el Kadima -entonces liderado por Tzipi Livni- obtuvo un diputado más, pero no logró formar gobierno. En la actualida, el primer ministro israelí preside una coalición de cinco partidos que suma 66 de los 120 escaños que componen el Knesset.