Estados Unidos incluye en el delito de violación las agresiones sexuales a los hombres

Desde 1927, estaba tipificada como delito cuando se cometía sobre una mujer

Actualizado:

La Administración Obama ha ampliado este viernes la definición del delito de violación para incluir nuevas formas de agresión sexual, tales como la violación a los hombres y el sexo oral o anal, en la primera revisión importante del tipo en más de ochenta años.

En la nueva redacción de la falta no se especifica el genéro de la víctima y el agresor y se incluyen los asaltos en el que no hay consentimiento del agredido por estar bajo los efectos de las drogas o el alcohol, por ser menor de edad o sufrir algún tipo de discapacidad física o mental.

«Este cambio tan esperado en la definición de violación es una victoria para los hombres y mujeres de todo el país, cuyo sufrimiento no ha sido tenido en cuenta durante más de ochenta años», dijo el vicepresidente Joe Biden en un comunicado.

Según el Departamento de Justicia de Estados Unidos, «esta nueva definición, más inclusiva, nos dará una comprensión más precisa del alcance y volumen de estos crímenes».

En base a los informes policiales, el FBI estima que en 2010 se produjeron unas 85.000 violaciones. Las últimas informaciones disponibles apuntan a un ataque sexual cada 6,2 minutos.

Un informe preliminar del FBI indica que el porcentaje de violaciones se redujo en un 5,1% en el primer semestre de 2011 en comparación con los datos del año anterior.

Durante años, grupos de interés han estado presionando por un cambio en la definición, que en 1927 se entendió como el abuso carnal de una mujer por la fuerza y contra su voluntad. Incluía la penetración de la vagina, pero obviaba la penetración oral y anal y los ataques sobre los hombres.