Los seguidores de Julian Assange se manifiestan frente al palacio presidencial con respecto a su ciudadanía ecuatoriana en Quito
Los seguidores de Julian Assange se manifiestan frente al palacio presidencial con respecto a su ciudadanía ecuatoriana en Quito - REUTERS

EE.UU. solicita formalmente a Reino Unido la extradición de Assange

Según «The Washington Post», la petición formal se envió el pasado jueves a las autoridades británicas

Corresponsal en WashingtonActualizado:

El Gobierno de Estados Unidos solicitó el martes formalmente la extradición de Julian Assange, para juzgarle por 18 delitos relacionados con espionaje, un proceso cuya pena máxima en caso de culpabilidad puede ser de hasta 170 años de prisión. La agencia Associated Press reveló ayer la petición de extradición a Reino Unido citando fuentes propias en el Gobierno norteamericano.

Assange, nacido en Australia hace 47 años, cumple 50 semanas de prisión en Reino Unido por violar la libertad condicional y huir a la embajada ecuatoriana en Londres, donde vivió como asilado entre junio de 2012 y abril de 2019. Las autoridades de Suecia también pidieron su extradición por unas acusaciones de violación, pero han desistido finalmente de ella.

El Gobierno de Ecuador decidió retirar el asilo al fundador de WikiLeaks el 11 de abril porque según dijo el presidente de ese país, Lenín Moreno, a ABC, «el señor Assange había convertido la embajada en un centro de espionaje internacional». De eso le acusa precisamente la fiscalía en un caso que instruye un juzgado federal en Alexandria, en el estado de Virginia y a las afueras de Washington.

La fiscalía norteamericana acusa a Assange de incitar a Chelsea Manning, analista de inteligencia militar, a robar material clasificado de las redes del Pentágono que luego acabó publicando WikiLeaks en internet. La revelación de ese material, sobre todo de las misiones bélicas de EE.UU., dejó al descubierto a informantes y colaboradores que fueron represaliados, siempre según el Pentágono.

Assange ha negado a través de sus abogados todas las acusaciones y mantiene que su labor es igual a la de cualquier periodista. En otro caso separado, el fiscal especial Robert Mueller le ha acusado de coordinarse con el Gobierno ruso para difundir material robado a la campaña electoral de Hillary Clinton en 2016. A Assange no se le va a juzgar, de momento, por esos hechos.

El caso de agresión sexual en Suecia se sigue investigando, pero la fiscalía prefiere que se le interrogue en Reino Unido, donde cumple condena ahora. El juez español inhabilitado por prevaricación Baltasar Garzón se hizo cargo de la defensa de Assange en 2012 y recientemente acusó a EE.UU. de haber iniciado una «persecución polític», según recoge el diario británico The Guardian.

El caso contra Assange en EE.UU. se centra en la ayuda que el fundador de WikiLeaks le prestó a Manning, cuando esta estaba en Irak en 2010, para descifrar una contraseña e infiltrarse en redes clasificadas a las que no tenía acceso. Manning, soldado raso, se descargó cientos de miles de documentos en cedés que grababa en su ordenador y rotulaba con nombres de artistas como Lady Gaga.

Manning, que recientemente se sometió a un cambio de sexo, fue juzgada por la justicia militar y condenada a 35 años de prisión por aquellos actos. Una de las últimas decisiones de Barack Obama antes de abandonar la Casa Blanca fue indultarle, algo que Donald Trump ha criticado abiertamente en redes sociales.

Este año Manning ha sido enviada a prisión dos veces por negarse a testificar ante la fiscalía en el caso contra Assange. Una petición oficial a la Casa Blanca para que indulte preventivamente a Assange sólo ha obtenido 377 firmas de las 100.000 que necesita para ser considerada.