Carrie Filipetti, vicesecretaria para Venezuela y Cuba del Departamento de Estado
Carrie Filipetti, vicesecretaria para Venezuela y Cuba del Departamento de Estado

EE.UU. pide a España que apele la decisión de no extraditar al venezolano Carvajal

Carrie Filipetti, responsable de política de EE.UU. para Cuba y Venezuela, denuncia los lazos de Maduro con el narcotráfico

Washington Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

La diplomacia norteamericana pide a las autoridades españolas que apelen y colaboren para facilitar la extradición del general venezolano Hugo Carvajal, reclamado por delitos de narcotráfico y de quien la Audiencia Nacional decidió el lunes que puede permanecer libre en España porque cree que su encausamiento en Estados Unidos obedece a «una motivación política».

Según Carrie Filipetti, vicesecretaria para Venezuela y Cuba del Departamento de Estado, «al señor Carvajal se le acusa de traficar con cinco toneladas de cocaína». «La forma en que EE.UU. trata con narcotraficantes es extremadamente clara. Creemos que deben ser llevados ante la justicia para rendir cuentas, independientemente de otros delitos que hayan podido cometer. Por lo tanto, es muy importante para nosotros que podamos tener ese apoyo España para asegurarnos de que el acusado venga aquí y pueda responder a las acusaciones en su contra», dijo Filipetti.

La fiscalía española sí ha apoyado a EE.UU. en su petición de extradición y ahora tiene entre sus opciones apelar la decisión de la Audiencia Nacional. Carvajal, apodado ‘El Pollo’, fue jefe de los servicios de inteligencia de Venezuela entre 2000 y 2011 y posee información muy valiosa sobre los resortes de poder del régimen. Un juzgado de Nueva York le busca para juzgarle por una investigación de la Agencia para el Control de Drogas (DEA, por sus siglas en inglés) según la cual se enriqueció con el tráfico de más de cinco toneladas de cocaína que acabaron en EE.UU. Fue arrestado en Madrid en abril gracias a una orden de Interpol.

«El gobierno español es consciente de la importancia que tiene para nosotros este caso. Hasta ahora han sido unos excelentes aliados, sobre todo con respecto a la crisis en Venezuela. Queremos mantener esta buena cooperación que tenemos con él», dijo Filipetti al ser preguntada por ABC sobre la negativa de la justicia española a extraditarlo y la posibilidad de una apelación.

El gobierno norteamericano investiga los lazos del régimen de Nicolás Maduro con el narcotráfico, y según reveló ABC y ahora confirma la vicesecretaria Filipetti, estudia ofrecer una recompensa por la información que permita la detención de individuos en busca y captura como el vicepresidente económico de Venezuela, Tareck el Aissami.

«Efectivamente, tenemos una amplia gama de opciones, no solo sanciones y, por supuesto, recompensas por información para hacer justicia es una de las opciones que existen en EE.UU. No quiero dar muchos detalles de cuáles serán nuestros próximos pasos, pero ciertamente estos son individuos a los que seguimos muy de cerca», dijo a ABC Filipetti.

En marzo, un juzgado de Nueva York presentó cargos contra El Aissami por organizar y supervisar una gigantesca red de transporte de cocaína con aviones privados desde Venezuela a América del Norte. Según avanzó ABC, EE.UU. estudia pagar entre cinco y 10 millones de dólares (entre 4.5 y nueve millones de euros) por cualquier información que facilite la captura de El Aissami para que sea juzgado por narcotráfico.