Marco Rubio
Marco Rubio - AFP

EE.UU decreta sanciones para cortar el envío de petróleo venezolano a Cuba

El senador Rubio pide a Trump que incluya a Maduro en la lista de criminales y terroristas internacionales

Corresponsal en WashingtonActualizado:

En la primera medida en respuesta a la retirada de inmunidad a Juan Guaidó, el gobierno de Estados Unidos ha aprobado este viernes sanciones contra aquellas empresas y barcos que transporten petróleo venezolano a Cuba. Yendo un paso más allá, el senador republicano Marco Rubio ha pedido formalmente a la Casa Blanca que aumente la presión y declare a los «colectivos» y demás milicias afines al régimen «bandas terroristas» e incluya al régimen de Nicolás Maduro en la lista de organizaciones criminales.

El departamento del Tesoro norteamericano anunció este viernes sanciones contra dos empresas internacionales — Ballito Shipping Incorporated, con sede en Liberia, y ProPer In Management Incorporated, radicada en Grecia— y a 34 buques de la petrolera venezolana Pdvsa que suelen transportar crudo a Cuba. Las penalizaciones llegaron apenas unas horas después de que Guaidó, reconocido como presidente legítimo de Venezuela por 54 naciones, denunciara que Cuba mantiene a Maduro en el poder por las inyecciones de petróleo que recibe.

Según dijo el vicepresidente, Mike Pence, en un discurso en Houston, «el petróleo de Venezuela le pertenece al pueblo venezolano y por ello hemos tomado medidas contra las empresas que mantienen a Maduro en el poder». La Casa Blanca le trasladó esta semana al ministro de Exteriores español, Josep Borrell, su preocupación por que Repsol siga obteniendo crudo del régimen venezolano. Estos envíos se hacen, según dijo el año pasado la empresa, por pago de deuda contraída en el pasado.

«Cuba continúa beneficiándose y apoyando al régimen ilegítimo de Maduro obteniendo petróleo a cambio de facilitar la represión con la que mantiene a Maduro en el poder», dijo en un comunicado el secretario del Tesoro, Steve Mnuchin.

En una conferencia con periodistas, un funcionario diplomático norteamericano dijo ayer que tras las presiones diplomáticas, ha llegado el momento de intensificar las sanciones económicas. «Vamos a desarrollarlas al máximo, pero debo recordar que también existe la opción militar, de la que el gobierno norteamericano ha advertido en varias ocasiones», dijo ese representante.

Hasta hoy, el régimen chavista sigue mandando 50.000 barriles diarios de crudo a La Habana. En febrero, la Casa Blanca decretó un embargo a la compra de petróleo venezolano por parte de refinerías norteamericanas.

El senador Rubio, el más activo en la defensa de Guaidó y los demás opositores en EE.UU., ha pedido por carta al ejecutivo de Donald Trump que declare formalmente a los «colectivos» como grupos terroristas, para poder sancionarles directamente. Además, solicita que se incluya a Maduro y sus asociados en la lista de Organizaciones Criminales Internacionales y en la de los promotores del terrorismo, algo que podría allanar el camino a una intervención militar con la que el presidente Trump ha amenazado en no pocas ocasiones.