Duhalde dará su sueldo a los pobres

Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

El malestar desencadenado por la subida de sueldo, por decreto de necesidad y urgencia, autoconcedida por Eduardo Duhalde esta semana, provocó que el presidente argentino renunciara a sus emolumentos en beneficio de los pobres. Desde la provincia de Tucumán aseguró: «tenía pensado desde un primer momento donar mi salario a un fondo especial para crear nuevos planes sociales».

Duhalde intentó la madrugada de ayer dar un sentido distinto a la medida que ha supuesto un aumento del 15 por ciento de su salario, en un momento en el que anunció que el Estado difícilmente puede pagar «íntegramente» los sueldos de los funcionarios. Según él, el decreto pretendía «subir el techo» de los sueldos de la Administración. Consideró «desgraciada la interpretación que han hecho los medios periódísticos sobre la cuestión» y aseguró, «no puedo tener el egoísmo de pensar sólo en mí mismo». No obstante, el decreto 344/2002 mediante el que dispuso unos honorarios para el presidente de 3.000 pesos netos (unas trescientas mil pesetas con la devaluación), quinientos más de lo que había establecido, siguiendo el mismo mecanismo,que su antecesor en el cargo, Adolfo Rodríguez Saá, no es extensible a ninguno de sus ministros o miembros de la Administración, que seguirá cobrando 2.550 pesos.

El gesto y no el dinero, que en verdad es poco, es lo que provocó la indignación popular.