Donald Trump durante un discurso en Cincinnati
Donald Trump durante un discurso en Cincinnati - Reuters

Donald Trump acusa a Google de «desfavorecerle» para las próximas elecciones

Según un antiguo trabajador de Google, la empresa estaría llevando a cabo una estrategia para «asegurarse que Trump pierde en las elecciones de 2020»

AFP
Actualizado:

Donald Trump, quien reprocha regularmente a los gigantes tecnológicos de ser políticamente correctos, ha acusado este martes a Google de desfavorecer de manera ilícita a su persona para la campaña de las próximas elecciones presidenciales americanas.

El dueño de la empresa Sundar Pichai estuvo recientemente en el Despacho oval de la Casa Blanca para explicar «que él no tenía previsto sabotear de manera ilegal las elecciones de 2020 a pesar de todo lo que se ha dicho», ha afirmado el presidente norteamericano en su cuenta de Twitter.

Pero sin evidencia, Trump se hizo eco de las acusaciones que un ex ingeniero de Google espetó en el canal conservador Fox News el cual defendió que el grupo de California quería «asegurarse de que Trump 2020 perdía las elecciones de 2020». Además, un periodista ha afirmado que Google habría suprimido artículos negativos de Hillary Clinton y en su lugar habría destacado artículos negativos sobre Donald Trump.

«Todo esto es ilegal», ha denunciado el presidente, y ha asegurado que «estamos vigilando a Google».

Por su parte, la empresa californiana ha respondido a las insinuaciones y a los ataques de Trump afirmando que «influir en los resultados electorales con fines políticos no está en nuestras actividades e iría a la contra de nuestra labor, que consiste en otorgar un contenido útil para todos nuestros usuarios». Además, en declaraciones a AFP, un portavoz de Google ha asegurado que «las afirmaciones del antiguo empleado son absolutamente falsas»

El antiguo trabajador de Google, Kevin Cernekee, ha afirmado que fue despedido por expresar puntos de vista muy conservadores. Según Google, este trabajador se habría saltado las reglas internas de la empresa al descargarse documentos internos confidenciales.

Donald Trump ha dejado entender recientemente, que su administración habría comenzado a llevar a cabo una investigación sobre Google. Pero la ofensiva de Trump contra los gigantes de Silicon Valley no es nueva. A principios de julio había vuelto a organizar una cumbre en la Casa Blanca sobre las redes sociales, sin los principales actores del sector, como Twitter y Facebook, pero con muchas personalidades y organizaciones ultraconservadoras.

Después, pidió explorar todas las posibles soluciones legislativas o regulatorias para poner fin al «pacto» entre las redes sociales y sus oponentes demócratas.