Dominicana cierra su frontera por temor a una oleada de haitianos

P. S. I MADRID
Actualizado:

El Gobierno de República Dominicana ha ordenado reforzar los controles en los principales puntos fronterizos ante una posible oleada de inmigrantes haitianos, tras el terremoto de 7.3 grados en la escala de Richter que sacudió el martes esta nación caribeña donde podrían haber miles de muertos.

La Dirección General de Migración envió un mensaje de alerta a todos los funcionarios de los puestos fronterizos para que tomen medidas en caso de la llegada masiva de haitianos afectados por este desastre natural que provocó el derrumbe de cientos de casas y edificios.

El miedo a una oleada de inmigrantes está dificultando la llegada de la ayuda hasta las zonas más afectadas de Puerto Príncipe tal y como ha relatado a ABC.es desde república Dominicana Moisés Belloch, presidente de la ONG Intervención, Ayuda y Emergencias. Esta ONG, especializada en el rescate de supervivientes en catástrofes, al igual que los distintos organismos desplazados desde España, están esperando en la frontera el poder llegar a Haití con un avión fletado por el ejército de República Dominicana que sólo permitiría la comunicación por aire. El aeropuerto de la ciudad ha permanecido cerrado toda la noche por la falta de electricidad lo que imposibilitaba el aterrizaje de ningún vuelo. Ahora, con la luz del día (hay cinco horas menos con respecto a España) las ONG, Bomberos Unidos Sin Fronteras o Cruz Roja valorarán la catástrofe y empezará a hacer llegar la ayuda humanitaria.