Un hombre se enfrenta a las Fuerzas de Seguridad durante una protesta en Zimbabue
Un hombre se enfrenta a las Fuerzas de Seguridad durante una protesta en Zimbabue - EFE

Varios muertos en Zimbabue tras el anuncio de los resultados electorales

El detonante fue el anuncio de la Comisión Electoral de que el partido gobernante ha obtenido dos terceras partes de los escaños en el Parlamento

HarareActualizado:

Simpatizantes del líder opositor de Zimbabue, Nelson Chamisa, han tomado este miércoles las calles de la capital, Harare, como reaccióna la victoria del partido gobernante, ZANU-PF, en las elecciones parlamentarias, que temen que se traslade también a los comicios presidenciales.

Los manifestantes han levantado barricadas de neumáticos incendiados en las calles e incluso se han llegado a escuchar disparos de armas automáticas. En respuesta, las Fuerzas Armadas han desplegado a sus efectivos, así como helicópteros y vehículos blindados.

Según testigos consultados por Reuters, al menos una persona ha muerto al recibir un disparo de bala que habrían realizado los soldados en el centro de Harare. Otros testigos han denunciado a la agencia de noticias que los uniformados también están golpeando a los manifestantes.

Por su parte, el activista zimbabuense Patson Dzamara ha asegurado en Twitter que ya hay al menos cinco muertos. «Es muy triste», ha escrito en la red social, según informa BBC, si bien hasta ahora no hay confirmación oficial sobre el balance de víctimas.

«No tenemos armas ¿por qué nos está pegando el Ejército? ¿por qué nos están disparando?», ha dicho Colbert Mugwenhi, uno de los manifestantes. «Este es nuestro Gobierno. Esto es exactamente por lo que queremos cambiarlo. Nos están robando las elecciones», ha apuntado Norest Kemvo, otro manifestante.

El presidente, Emmerson Mnangagwa, que aspira a la reelección, ha llamado a la calma. «En este momento crucial, insto a todos a evitar declaraciones provocativas. Todos debemos demostrar paciencia y madurez y actuar anteponiendo a la población y su seguridad. Ahora es momento de responsabilidad y, por encima de todo, de paz», ha dicho en Twitter.

Batalla en las urnas

El detonante de estos disturbios ha sido el anuncio de la Comisión Electoral de Zimbabue (ZEC, por sus siglas en inglés) de que el ZANU-PF ha obtenido dos terceras partes de los escaños en las recientes elecciones parlamentarias, lo que le permitiría cambiar la Constitución de forma unilateral.

Para Chamisa, «la ZEC busca divulgar resultados para ganar tiempo y revertir la victoria del pueblo en las elecciones presidenciales». «La estrategia es preparar a Zimbabue mentalmente para que acepte resultados presidenciales falsos», ha asegurado el líder del MDC.

«Hemos ganado el voto popular y lo defenderemos», ha advertido en un mensaje de Twitter, a la espera de lo que pueda decir la ZEC sobre quién será el futuro jefe de Estado. En un tweet posterior, ha insistido en la misma línea: «Habéis votado por el cambio total en las últimas elecciones (...) Ninguna manipulación alterará vuestra voluntad».

Las unidades antidisturbios de la Policía respondieron con gas lacrimógeno y cañones de agua para dispersar a los manifestantes, antes de cerrar las puertas del recinto para evitar que entrasen, y en otra zona de la ciudad se desplegaron militares, que, según medios locales, dispararon munición real al aire.