Raúl Castro, Miguel Díaz-Canel y José Ramón Machado Ventura sostienen una reunión con el líder chavista
Raúl Castro, Miguel Díaz-Canel y José Ramón Machado Ventura sostienen una reunión con el líder chavista - EFE

Diosdado Cabello visita Cuba para reforzar su poder en Venezuela

El nuevo hombre fuerte gozó de la confianza de los Castro pero eso parace haber cambiado desde el levantamiento militar contra Maduro del 30 de abril

MadridActualizado:

No es secreto para nadie que la «excelente» relación que dicen tener los cubanos y Diosdado Cabello, el nuevo hombre fuerte del régimen, es pura pantalla. Desde 2015 el número dos del chavismo no pone un pie en La Habana porque no soportaba ser una marioneta de sus grandes aliados: los Castro. Sus escasos viajes los hizo durante la enfermedad del expresidente Hugo Chávez quien se trataba en la isla y, de hecho, a su muerte los Castros escogieron a Maduro para sucederlo.

Pero desde el fallido levantamiento militar de Juan Guaidó contra Maduro el 30 de abril, Cabello regresó a lo más alto de la cúpula venezolana de donde había sido apartado desde hacia tiempo. Ahora ha tenido que agachar la cabeza e ir a Cuba para encargarse personalmente del Foro de Sao Paulo, una cumbre de países de izquierda que se celebrará el mes que viene en Caracas. O eso es lo que ha trascendido a los medios de comunicación de la sorpresiva visita de Cabello, que más bien trata de reforzar su poder en Venezuela.

Aterrizó en La Habana el pasado viernes para una visita de dos días, acompañado de su hija Daniela Cabello. Allí sostuvo un encuentro con el primer secretario del Partido Comunista, Raúl Castro; el presidente, Miguel Díaz-Canel; y con el canciller Bruno Rodríguez, quien publicó en un tuit que ambos hablaron sobre «temas de interés internacional».

«Cuba y Venezuela tienen que estar más unidas e integradas que nunca porque las está atacando un enemigo común», dijo el también presidente de la Constituyente. El líder chavista denunció que EE.UU. impone «un genocida bloqueo que priva a los niños de recibir medicamentos e insumos médicos y, además, está detrás del ataque al sistema electroenergético nacional».

El presidente de EE.UU., Donald Trump, ha endurecido las sanciones económicas a Cuba, la más reciente la prohibición para los cruceros y vuelos privados y comerciales de ir a la Isla, como medida de represalia por la presencia de 20.000 militares cubanos en el país sudamericano que «respaldan y sostienen a Maduro en el poder».

Al ser preguntado por unas nuevas elecciones generales, Cabello aseguró que realizarán elecciones legislativas pronto, (una forma de eliminar a la legítima Asamblea Nacional opositora), y negó celebrar presidenciales «solo para complacer a la oposición».

Algo entre manos se trae el Gobierno de Maduro porque Tarek El Aissami, ministro de Industria y Manuel Quevedo, ministro de Petróleo están al mismo tiempo de visita en Rusia. Quevedo ya confirmó que se trasladará la sede de la estatal Petróleos de Venezuela (Pdvsa) de Portugal a Moscú en los próximos días.