Boris Johson, a la salida del número 10 de Downing Street en 2016 - Afp

Dimite Boris Johnson como ministro de Exteriores británico: «El sueño del Brexit se está muriendo»

Renuncia tras su oposición a la propuesta de Theresa May de una salida suave de la Unión Europea

Corresponsal en LondresActualizado:

Boris Johnson ya no es ministro de Exteriores británico tras presentar su dimisión esta misma tarde. El excéntrico exalcalde de Londres abandona así el barco y deja a Theresa May cada vez más debilitada, en lo que ya es una de las brechas abiertas más importantes en este Gobierno y que continúa haciéndose más amplia desde el pasado viernes.

La renuncia de Johnson se produce solo unas horas después de la del exministro para el Brexit David Davis. Ambos lo hacen porque no asumen la línea marcada por Downing Street sobre el acercamiento a un Brexit bando. Algo que se desprende del plan propuesto, y que el Gobierno aprobó en bloque, el pasado viernes en Chequers y que supone un acercamiento a Bruselas que ha traspasado completamente para los más «brexiters» del Ejecutivo sus líneas rojas marcadas antes de comenzar las negociaciones con la UE. incluyese un área de libre comercio con la Unión para bienes industriales y productos agrícolas, lo que supondría mantener unas reglas comunes. Para los críticos de este plan, esto frenaría la posibilidad de posibles acuerdos comerciales con terceros países.

Desde el Gobierno agradecen al ya exministro su trabajo en un breve comunicado de apenas tres líneas. «Esta tarde, la primera ministra ha aceptado la dimisión de Boris Johnson como ministro de Exteriores. Su reemplazo se anunciará en breve. La primera ministra agradece a Boris su trabajo».

En una carta para explicar los motivos de su dimisión, Johnson asegura que el proceso del Brexit, tal como él esperaba que se desarrollara, es un «sueño» que se está «muriendo». La salida británica de la UE «debería ser una oportunidad para hacer las cosas de forma diferente» y «maximizar las ventajas particulares del Reino Unido como una economía abierta, global y con las miras hacia el exterior», señala Johnson en el escrito dirigido a Theresa May, recoge Efe. «Ese sueño se está muriendo, ahogado por unas dudas innecesarias», sostuvo el exalcalde de Londres, que criticó que el plan para el Brexit, aprobado de forma colectiva el viernes por el Gobierno británico, significa que el Reino Unido seguirá sin ser un país «independiente» tras abandonar la UE.

Theresa May ha designado en su lugar como nuevo titular de Exteriores a Jeremy Hunt, hasta ahora en la cartera de Sanidad. Hunt, diputado por el Partido Conservador, apoyó en 2016 la continuidad de Reino Unido en la UE y tras la victoria del Brexit defendió la necesidad de un segundo referéndum.

Boris Johnson, que llevaba desaparecido de la escena pública desde la reunión de Chequers del viernes, deja así aún más tocada a una Theresa May, que tiene que volver a remodelar su gobierno para volver a retomar las conversaciones con Bruselas esta misma semana, en la que tiene que presentar esa propuesta acordada la semana pasada.

Antes tendrá que salvar una posible rebelión interna del sector más euroescéptico de su partido con la que ya se rumorea y para la que serían necesarios 48 diputados «tories» que pidiesen una moción de confianza sobre la primera ministra que ahora nadie descarta.

Comparecencia de Theresa May en los Comunes

Precisamente, Theresa May se dirige esta tarde a los diputados en la Cámara de los Comunes para presentarles su propuesta. En su alocución, ha confirmado que, pese a las dimisiones en su gabinete, el Libro Blanco sobre el Brexit, en el que se incluirá su propuesta, se publicará este jueves. La primera ministra ha asegurado que su propuesta para el Brexit sienta unas bases de negociación con Bruselas «responsables y creíbles».

En cuanto a las dimisiones de sus ministros, ha agradecido el «trabajo» de David Davis al frente de la cartera para el Brexit y la «pasión» de Boris Johnson en Exteriores.

El líder laborista británico, Jeremy Corbyn, ha asegurado en la Cámara que Theresa May se enfrenta a una «crisis de gobierno» y ha puesto en tela de juicio su capacidad para negociar «un buen acuerdo» para el Brexit.

Posteriormente, a las 19.00 (hora española), Theresa May tiene previsto mantener un encuentro a puerta cerrada con los parlamentarios conservadores.

Aunque Boris Johnson no se había pronunciado desde que se acordó el pasado viernes la nueva propuesta, el diario « The Times» publicó que mantenía una fuerte oposición a ese plan.

Durante este lunes, los periodistas habían especulado sobre el futuro del ministro de Exteriores, que no se había dejado ver en algunas citas a las que supuestamente tenía previsto acudir, entre ellas el gabinete de crisis Cobra acerca de la intoxicación con el gas nervioso novichok de dos personas, una de las cuales ha fallecido.

Críticas entre los «tories»

Poco después de que se diera a conocer la propuesta para el Brexit acordada por el gobierno británico en una reunión en la residencia campestre de Chequers, empezaron a emerger críticas del sector de los «tories» favorable a una opción más radical, que temen que ese plan suponga en la práctica que Reino Unido permanezca sometido a las normas de la UE.

Jacob Rees-Mogg, presidente de una facción proBrexit de los parlamentarios conservadores llamada Grupo de Investigación Europea (ERG, por sus siglas en inglés), señaló que si la opción de May supone que Reino Unido se mantiene en la UE en «todo menos en el nombre», votará en contra. En este sentido, dijo en declaraciones a BBC Radio 4, apuntó que un reglamento común que se aplique a todos los bienes que entren en el país podría «hacer casi imposibles los acuerdos comerciales» y que «es posible que este acuerdo sea peor que un no acuerdo del Brexit».

La primera ministra también parece estar perdiendo el respaldo del electorado. Según un sondeo de ORB International publicado este lunes, el apoyo de los votantes a la gestión de May de la negociación sobre el Brexit ha caído al 29%, su nivel más bajo desde noviembre de 2016, informa Ep.

Ante la dimisión de David Davis como ministro británico para el Brexit, el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, ha afirmado este lunes que el problema generado por la salida del Reino Unido de la Unión Europea «está muy lejos de resolverse con o sin» él. «Los políticos van y vienen, pero los problemas que han creado para la gente permanecen y el desastre causado por el Brexit es el mayor problema en la historia de las relaciones entre la UE y el Reino Unido y todavía está muy lejos su resolución, con o sin el señor Davis», declaró el político polaco durante la rueda de prensa posterior a la cumbre entre los Veintiocho y Ucrania, según recoge Efe.

Añadiendo más leña al fuego, el embajador de Estados Unidos en el Reino Unido, Woody Johnson, afirmó este lunes que un futuro acuerdo comercial entre ambos países está «en el aire» tras conocerse la propuesta de May de formar un «área de libre comercio» con la UE tras el Brexit. «Lo que yo diría es que el acuerdo bilateral (entre el Reino Unido y EE.UU.), vaya o no vaya a haber uno, está totalmente en el aire en este momento», dijo Johnson en una entrevista con la cadena BBC Radio 5.