Los diez rostros del mundo en 2015

El preso político venezolano Leopoldo López, la canciller alemana Angela Merkel y el autoproclamado califa Al Bagdadi encabezan la lista de los personajes internacionales del año

MadridActualizado:12345678910
  1. Leopoldo López (44 años), preso político venezolano

    El líder opositor venezolano Leopoldo López, en su celda de la cárcel militar de Ramo Verde (afueras de Caracas)
    El líder opositor venezolano Leopoldo López, en su celda de la cárcel militar de Ramo Verde (afueras de Caracas) - ABC

    El chavismo en Venezuela lleva tiempo intentando aplicar un alarde de política imposible: caudillismo sin caudillo. El planteamiento inicial de más revolución y menos pobreza ha terminado en menos libertad y más miseria. El socialismo del siglo XXI ha degenerado en un régimen tan corrupto como clientelar, de una dolorosa incompetencia económica y profundamente antidemocrático. Y Leopoldo López simboliza hasta qué punto la república bolivariana es un país al borde del abismo. El líder político cumple una injusta condena de casi 14 años de cárcel pero desde su celda sigue ejerciendo una ejemplar oposición al régimen de Maduro hablando de recuperar las instituciones.

  2. Angela Merkel (61 años), canciller de Alemania

    Angela Merkel, durante la cumbre europea del pasado 18 de diciembre en Bruselas
    Angela Merkel, durante la cumbre europea del pasado 18 de diciembre en Bruselas - AFP

    En su portada, «The Economist» la ha etiquetado como la «europea indispensable». Y la revista «Time» la ha distinguido como personaje del año. Su gran mérito ha sido superar sus propios instintos de supervivencia política y hacer algo tan impopular como abrir las puertas de Alemania a un millón de refugiados.

  3. Abu Bakr al Bagdadi (44 años), autoproclamado califa de Daesh

    Al Bagdadi, líder de los yihadistas de Daesh
    Al Bagdadi, líder de los yihadistas de Daesh - ABC

    El líder de las milicias suníes que controlan partes de Irak y Siria se ha convertido también en una grave amenaza terrorista para Occidente. A la construcción del califato, hasta ahora su gran prioridad, ha sumado este año un creciente historial de atentados llegando hasta París. Demasiados enemigos.

  4. Xi Jinping (62 años), presidente de China

    Xi Jinping, en Seattle, durante su visita del pasado septiembre a EE.UU.
    Xi Jinping, en Seattle, durante su visita del pasado septiembre a EE.UU. - AFP

    Entre crecientes dudas sobre la viabilidad de su milagro económico, el presidente Xi Jinping sigue posicionando a China como un modelo internacional alternativo para preocupación de sus vecinos. En casa, le ha tocado acabar con la perniciosa ingeniería social del hijo único.

  5. Barack Obama (54 años), presidente de Estados Unidos

    Barack Obama, en la Casa Blanca el pasado 18 de diciembre
    Barack Obama, en la Casa Blanca el pasado 18 de diciembre - EFE

    Para ser un presidente con fecha de caducidad, Barack Obama ha conseguido hasta ahora dominar buena parte del debate político en Estados Unidos. Con cuestiones que abarcan desde Irán a Cuba pasando por la lucha contra el cambio climático o la reforma del sistema penal, el ocupante de la Casa Blanca no ha tirado la toalla en la recta final de su segundo mandato pese al control republicano del Congreso. Sin embargo, desde los atentados del 13-N en París, está siendo cada vez más cuestionado por su gestión contra Daesh.

  6. Hillary Clinton (68 años), aspirante demócrata a la Casa Blanca

    Hillary Clinton saluda a voluntarios en una reunión de sindicatos de la metalurgia el pasado 22 de diciembre en Bettendorf, Iowa
    Hillary Clinton saluda a voluntarios en una reunión de sindicatos de la metalurgia el pasado 22 de diciembre en Bettendorf, Iowa - AFP

    Faltan apenas cinco semanas para que comience el ciclo de primarias utilizado en Estados Unidos para seleccionar, con ayuda del voto popular, a los dos principales candidatos que se disputarán la Casa Blanca en las presidenciales convocadas para el 8 de noviembre de 2016. En las filas del Partido Demócrata la opción de Hillary Clinton empieza a considerarse como algo casi inevitable. Aunque, con diferencia, su mayor lastre político sea ella misma.

  7. Donald Trump (69 años), aspirante republicano a la Casa Blanca

    Donald Trump, durante un debate político en Las Vegas
    Donald Trump, durante un debate político en Las Vegas - AFP

    En las primarias del Partido Republicano, el gran favorito no es otro que Donald Trump, multimillonario convertido en un virtuoso del populismo. Dentro de un pulso donde más que la imagen sobre la sustancia, impera lo más «friki», Trump ha sabido capitalizar toda clase de enfados, frustraciones y miedos. Hasta el punto de tener agarrado a los conservadores por la amígdala, parte del cerebro profundo donde priman las emociones básicas.

  8. Vladimir Putin (63 años), presidente de Rusia

    Vladimir Putin, en el Kremlin, este 24 de diciembre
    Vladimir Putin, en el Kremlin, este 24 de diciembre - AFP

    Tras cuestionar la soberanía de Ucrania y anexionarse Crimea, Putin ha aprovechado la guerra civil en Siria para relanzar a Rusia como un actor internacional constructivo. Tan oportunista como nunca, esta vez le empieza a fallar algo fundamental: la economía rusa. Siendo un autócrata moderno, le importa lo que su gente opine.

  9. David Cameron (49 años), primer ministro del Reino Unido

    David Cameron, en Bruselas, en la última cumbre europea el pasado 18 de diciembre
    David Cameron, en Bruselas, en la última cumbre europea el pasado 18 de diciembre - Reuters

    Contra todos los pronósticos sobre el definitivo final del bipartidismo británico, Cameron ha ganado un segundo mandato gracias a una clara mayoría en las elecciones de la pasada primavera. Su gran asignatura pendiente para 2016: ni más ni menos que un referéndum sobre la pertenencia de Gran Bretaña a la Unión Europea.

  10. Alexis Tsipras (41 años), primer ministro de Grecia

    Alexis Tsipras, el pasado 22 de diciembre en el Parlamento griego
    Alexis Tsipras, el pasado 22 de diciembre en el Parlamento griego - AFP

    Empezó a asomar la cabeza amenazando con nacionalizar bancos, renegar de las deudas con la Eurozona, disparar el gasto público y sabotear privatizaciones. Tras una larga y dolorosa transformación, Tsipras se ocupa ahora de otras cosas. En ese viaje homérico, se han quedado por el camino las barricadas, las promesas imposibles, el retrato del Che Guevara y, por supuesto, el Grexit.