El showman y nuevo presidente ucraniano Volodimir Zelenski - EFE | Vídeo: ATLAS

Las diez controvertidas propuestas de Zelenski para arreglar Ucrania

Su difuso programa no permite vaticinar del todo y con precisión cuáles serán sus decisiones más inmediatas

Enviado especial a KievActualizado:

El flamante vencedor de las elecciones presidenciales del domingo en Ucrania, el cómico Volodímir Zelenski, pronto tomará las riendas de un país en guerra, quebrado económicamente y con una población que ha puesto en él todas sus esperanzas. Atrás quedará la ficción de sus extravagantes espectáculos satíricos y tendrá que hacer frente a la realidad desde su nuevo cargo. Su difuso programa no permite vaticinar del todo y con precisión cuáles serán sus decisiones más inmediatas. Están son sus diez propuestas más controvertidas para sacar al país de la actual situación.

1-Dice que su principal objetivo es «romper el sistema», acabar con la actual casta política ucraniana. Remover completamente el estáblishment consolidado ya desde la época soviética, cuya evolución vino después de la mano de los magnates del «pelotazo» y la corrupción.

2-Precisamente la lucha contra la corrupción y los privilegios de la élite ha sido prácticamente el único mensaje claro que Zelenski ha lanzado durante su campaña electoral. Quiere limitar los aforamientos, endurecer en el código penal los delitos de soborno y establecer un sistema, no vigente hoy día, que permita destituir al jefe del Estado, que será él mismo en cuanto tome posesión.

3-En su primera rueda de prensa como presidente electo, Zelenski dijo el domingo por la noche que su principal prioridad ahora será poner fin a la guerra contra los separatistas prorrusos y conseguir la liberación de los soldados ucranianos prisioneros en el este del país y en Rusia. No explicó de qué manera y además se muestra contrario a amnistiar a los rebeldes.

4-También aboga por la recuperación de los territorios perdidos (Donetsk y Lugansk) e incluso Crimea. Pretende además lograrlo sin emplear la fuerza. Moscú, sin embargo, ha reiterado que la península anexionada lo es ya para siempre y exige a Zelenski que hable con los separatistas del este del país sobre una autonomía. Aquí no se vislumbra posibilidad de acuerdo, ya que el nuevo presidente ucraniano ha dicho que no piensa conceder un estatus especial ni a Lugansk ni a Donetsk.

5-Se propone intensificar la difusión de la lengua y la cultura ucranianas, que estuvieron eclipsadas durante la época soviética ante la supremacía del ruso. De hecho, hoy día se sigue hablando en todo el país más el ruso que el ucraniano. Al mismo tiempo y puesto que su lengua materna es el ruso, estima que la dos lenguas deberán coexistir, cuestión que le puede enfrentar con las formaciones más nacionalistas, pero aproximar a Moscú.

6-Se muestra partidario de entablar un diálogo con las autoridades rusas, incluido el presidente Vladímir Putin, algo que el primer mandatario saliente, Petro Poroshenko, descartó tajantemente mientras continuara la guerra en el este y Moscú se negara a pagar reparaciones por el perjuicio económico causado por la anexión de Crimea y la guerra en el este.

7-En relación con la Unión Europea, Zelenski no ha sido muy claro. Por un lado, se ha mostrado partidario de la integración mientras, por otro, estima suficiente establecer algún modelo de cooperación más o menos estrecha. Considera, eso sí, que «Ucrania no piensa estar eternamente llamando a la puerta de Bruselas» y exige un plan creíble que no suscite falsas ilusiones entre la población.

8-La integración en la OTAN es uno de las cuestiones más sensibles. De hecho, Rusia esgrimió como principal argumento para anexionarse Crimea el rechazo total a que una Ucrania dentro de la Alianza pudiera conducir a que la península, que aloja la Flota del Mar Negro rusa, pudiera caer en manos fuerzas extranjeras. Zelenski quiere convocar un referéndum para decidir al respecto.

9-Zelenski anunció en días pasados que, tras ganar los comicios, su objetivo será después dotarse de un grupo parlamentario sólido en la Rada Suprema (Parlamento ucraniano), en donde ahora no tiene ni un solo diputado. Sugirió incluso la posibilidad de disolver la Cámara y adelantar los comicios, algo que sus adversarios políticos rechazan por no existir «razones legales» que justifiquen la convocatoria de legislativas fuera de plazo.

10-El programa económico de Zelenski es la mayor incógnita de toda su agenda. Ha dicho que quiere impulsar la pequeña y mediana empresa frente a los monopolios oligárquicos, pero su patrocinador, Ígor Kolomoiski, es uno de ésos magnates. Todo va a depender en gran medida de la relación con Rusia, país con el que conserva fuertes lazos económicos.