África

Dieciséis kenianos, un americano y un británico, entre las 21 víctimas del atentado de Nairobi

Entre los 28 heridos se encuentra un español cuyo estado no reviste gravedad

Corresponsal en JohannesburgoActualizado:

La cifra de muertos del atentado del martes en el complejo hotelero y de oficinas en Nairobi, capital de Kenia, asciende a 21, más los cinco militantes radicales abatidos. A medida que pasan las horas, emergen nuevos datos de las víctimas mortales del ataque perpetrado por el grupo terrorista somalí Al- Shabab.

Un ciudadano americano que sobrevivió al 9/11, un británico que trabajaba para la Fundación Gatsby Africa, un conocido youtuber y dos amigos inseparables involucrados en ayudar a Somalia, entre los asesinados durante el asedio al centro de ocio y oficinas que duró casi 20 horas.

Jason Spindler

Uno de los primeros nombres que se filtró a la prensa fue el de Jason Spindler, co-fundador y director administrativo de I-DEV Internacional, una empresa de innovaciones financieras que trabaja para reducir la pobreza con sede principal en San Francisco, Estados Unidos. La víctima, de nacionalidad americana, había sobrevivido al atentado de Nueva York del 11 de septiembre de 2001 gracias a que aquel fatídico día llegaba tarde a trabajar. Spindler, antiguo miembro de Cuerpo De Paz, trabajaba en aquel momento para el banco de inversión Salomon Smith en el World Trade Center cuando el edificio se derrumbó tras el impacto de un avión.

En una entrevista en un medio norteamericano su madre Sarah Spindler dijo que Jason trataba «de hacer un cambio positivo en los mercados emergentes del tercer mundo».

Luke Potter

El británico-sudafricano Luke Potter, de 40 años, trabajó como director para la Fundación Gatsby África. Amante de los deportes acuáticos y las escapadas fuera de la ciudad, Potter se acababa de mudar a Nairobi desde Gran Bretaña. Gatsby Africa dijo en una declaración que Potter había dedicado los últimos 10 años «a ayudar a la gente más pobre y vulnerable».

James Oduor

Del continente africano habrían muerto en total 16 kenianos y tres más cuyas nacionalidades se desconocen por el momento. Entre ellos se encontraba James Oduor, apodado Cobra, un youtuber (su canal se llamaba Wadau TV) amante del fútbol –y fiel seguidor del Manchester United- que trabajaba para la empresa LG Electronics, que tiene oficinas en el complejo Dusit. Durante el asedio, el keniano fue uno de los primeros en utilizar la plataforma Twitter para preguntar qué estaba pasando en el exterior después de escuchar las explosiones y disparos, y explicó que estaban atrapados en la oficina. Oduor, que murió en vísperas de su cumpleaños, era amigo del redactor de negocios de B.B.C. Larry Madowo, quien al enterarse de la noticia le dedicó el siguiente mensaje: «El mundo es mejor porque él vivió en él».

Feisal Ahmed y Abdalla Dahir

Entre las víctimas también se encontraban dos amigos íntimos que comían en uno de los restaurantes del complejo de ocio Dusit, llamado Jardín Secreto: Feisal Ahmed, 31, y Abdalla Dahir, 33. Ambos eran consultores de desarrollo y habían trabajado para el Fondo de Estabilidad de Somalia para «traer la paz y la prosperidad» al país vecino. La mujer de Ahmed está embarazada de siete meses, según los medios locales. Sus allegados destacaron que eran carismáticos y con sentido del humor. El miércoles se celebró un entierro conjunto.