Nicolás Maduro en el Palacio de Miraflores
Nicolás Maduro en el Palacio de Miraflores - EFE

El diálogo sigue roto entre Maduro y la oposición venezolana

Los mediadores de Noruega han vuelto decepcionados a Oslo

Actualizado:

El diálogo sigue roto entre el régimen de Nicolás Maduro y la oposición que lidera el presidente interino, Juan Guaidó. Los representantes del Reino de Noruega regresaron hoy a Oslo decepcionados con las manos vacías tras sostener reuniones con las dos partes para ver si se reanudan las conversaciones.

Pero no, las partes están poco dispuestos a continuar las reuniones, iniciadas en mayo pasado en Oslo y continuadas en julio en Barbados. Cuando estaba a punto de llegar a un acuerdo, el régimen de Nicolás Maduro abandonó la mesa hace un par de semanas cuando Estados Unidos lanzó las sanciones contra los activos y bienes nacionales para restringir aún más las relaciones económicas y financieras con ese país.

Guaidó instaló la Comisión Delegada parlamentaria que trabajará durante las vacaciones de agosto, no obstante las amenazas de Diosdado Cabello, el presidente de la Asamblea Nacional Constituyente, de despojar la inmunidad parlamentaria a 26 diputados opositores sin suplentes para neutralizar la mayoría calificada de la oposición de 109 escaños y de impedirle el quorum requerido de 90 puestos.

El también presidente de la Asamblea Nacional dijo que el primero que ha abandonado el diálogo ha sido Maduro cuando «les tocaron los mezquinos intereses de los empresarios enchufados con el régimen. No tenemos nueva fecha de las reuniones y por ahora no está planteado», dijo. El segundo vicepresidente del parlamento, Stalin González, jefe de la delegación de Guaidó, dijo que se reunieron con los representantes noruegos, «los noruegos se retiraron y salieron de Caracas. Nos reunimos con ellos ayer. Seguimos esperando por ellos (el chavismo) para seguir el diálogo ya que el sufrimiento del pueblo es insostenible».

En el ámbito oficialista también ha habido muchos intentos para que Maduro reanude las conversaciones con Guaidó. Por ejemplo, el constituyente Francisco Torrealba aseguró que Maduro sí quiere ir al diálogo: «El presidente Maduro está dispuesto ceder mucho, dentro del marco de la Constitución».

El ministro de Defensa Vladimir Padrino López también ha pedido a los políticos por los medios oficialistas que «pongan el sentido común sobre el bien común, siéntense en la mesa de diálogo, sientense allí y véanse las caras. Dejen la mezquindad, dejen la miseria a un lado. La FAN ha tomado una posición: en primer lugar, pararnos firmes ante la agresión».

Por primera vez en seis meses, Guaidó ha mostrado una posición de fuerza al tener que llamar a Maduro a volverse a sentar en la mesa porque la severidad de la crisis y las condiciones paupérrimas ya no pueden esperar por más tiempo de definiciones. También se ha comentado que tanto el general Padrino López como Diosdado Cabello están tirando cada uno por su lado para tener su cuota de poder en las negociaciones y que Maduro «o negocia o lo estarán negociando» dijo el oficialista periodista Vladimir Villegas en su programa «Vladimir a la Una» en la cadena de Globovisión.