MSNBC / Oficina del Sheriff de Broward

Un acérrimo seguidor de Trump con amplio historial delictivo, detenido en Florida por los paquetes bomba

A Cesar Sayoc, registrado como votante republicano, se le incautó una furgoneta llena de pegatinas del presidente y con la imagen de Obama y Hillary Clinton bajo el punto de mira

Corresponsal en Nueva YorkActualizado:

Las fuerzas de seguridad detuvieron este viernes en un suburbio de Miami (Florida) a un hombre relacionado con el envío de paquetes bomba a enemigos políticos de Donald Trump y sus aliados. Se trata de Cesar Sayoc, de 56 años, que fue arrestado en una tienda de automóviles de la localidad de Plantation, a unos veinte kilómetros de Miami.

Durante el arresto, la policía incautó una furgoneta, supuestamente propiedad del detenido. Las imágenes captadas por las televisiones mostraban las ventanas del vehículo cubiertas de pegatinas y pósteres con propaganda política «trumpista» y contraria a la oposición demócrata. También incluía mensajes contra medios como CNN, objeto habitual de crítica de Trump (este mismo jueves envió un tuit agresivo contra la cadena de noticias).

Sayoc tiene un largo historial de problemas con la justicia. Los registros criminales datan desde la década de 1990 e incluyen arrestos por fraude, utilización de un vehículo robado y «amenaza con bomba». En 2002, amenazó con detonar una compañía de electricidad con la que tenía una disputa económica y que sería «pero que el 11 de septiembre».

El fiscal general de EE.UU., Jeff Sessions, compareció para anunciar el arresto, por el que Sayoc se enfrentará a cargos por cinco delitos, entre otros, la amenaza a un ex presidente de EE.UU. El sospechoso podría enfrentarse a una pena de prisión de hasta 55 años. Los destinatarios de los paquetes bomba iban desde el ex presidente Barack Obama, y la ex secretaria de Estado Hillary Clinton, hasta el financiero George Soros o el actor Robert de Niro.

El director del FBI, Christopher Wray, detalló que Sayoc fue detenido gracias a rastros de ADN del sospechoso en uno de los paquetes enviados a la congresista demócrata Maxine Waters. Ni Wray ni Sessions quisieron entrar en el asunto con más peso político: la motivación de Sayoc para atacar a enemigos de Trump. Tras el conocimiento de la identidad del sospechoso, han aparecido imágenes y vídeos en los que participa en mítines de Trump, al que la oposición le acusa de provocar un clima de violencia por la agresividad de su retórica.

Más paquetes

La detención del sospechoso se produjo en medio del goteo de nuevos paquetes bomba. El jueves por la noche fue detectado uno en una oficina de correos de Florida, lo que alimentaba la especulación de los investigadores de que podrían haberse enviado desde ese estado. El destinatario era el senador demócrata Corey Booker, un legislador combativo que está ne las quinielas para enfrentarse a Trump en las elecciones presidenciales de 2020.

Otro paquete apareció ayer por la mañana en una oficina de correos de Nueva York. Iba dirigido a James Clapper, ex director nacional de inteligencia, crítico con Trump tras su salida del Gobierno después de que el presidente de EE.UU. criticara a la inteligencia por su constatación de la interferencia rusa en las elecciones de 2016. La dirección en su paquete era la de CNN, cuya sede en Nueva York tuvo que ser evacuado el martes después de que llegara un paquete destinado a John Brennan, el ex director de la CIA.

Al cierre de esta edición, había otros dos paquetes sospechoso investigado por las fuerzas de seguridad: uno destinado al multimillonario Tom Steyer, patrocinador de candidatos demócratas, y otro a Kamala Harris, senadora demócrata y también entre las favoritas para plantar cara a Trump en 2016.