Detenidos siete opositores en Cuba tras el levantamiento de sanciones de la UE

Siete opositores han sido detenidos hoy en Cuba, según fuentes de la disidencia en La Habana, pocas horas después de que la Unión Europea (UE) levantara las sanciones al gobierno de la isla por

AGENCIAS |
Actualizado:

Siete opositores han sido detenidos hoy en Cuba, según fuentes de la disidencia en La Habana, pocas horas después de que la Unión Europea (UE) levantara las sanciones al gobierno de la isla por percibir avances en la situación de los derechos humanos.

Los opositores, entre ellos Jorge Luis García Pérez, conocido como 'Antúnez', fueron apresados cuando realizaban una protesta ante una dependencia del ministerio del Interior en la ciudad de Matanzas, en la costa norte de Cuba, según ha explicado la disidente Marta Beatriz Roque.

Los ministros de Asuntos Exteriores de la Unión Europea han alcanzado un acuerdo por unanimidad para levantar definitivamente las sanciones diplomáticas que impusieron a Cuba en 2003 -por la ola de represión durante la que las autoridades cubanas detuvieron a 75 disidentes y que estaban suspendidas desde 2005-. Tras conocer la noticia, Estados Unidos y los disidentes cubanos muestan su discrepancia con la decisión de los Veintisiete.

La UE toma la decisión por unanimidad

Miguel Ángel Moratinos ha explicado que esta decisión es una "buena noticia para los objetivos de la diplomacia española y, sobre todo para las relaciones entre la UE y Cuba". El jefe de la diplomacia española ha afirmado que levantar definitivamente las sanciones permitirá "iniciar una etapa de diálogo con las autoridades cubanas que no esté condicionada, limitada", por estas medidas. El diálogo incluirá el ámbito político, pero también la situación de los Derechos Humanos, ha precisado.

España ha defendido hasta ahora en la Unión Europea que la aplicación de estas sanciones diplomáticas no logró el objetivo de presionar para la puesta en libertad de los disidentes. También la Comisión Europea y varios Estados miembros como Alemania, Francia, Italia, Dinamarca, Portugal, Grecia y Chipre respaldaron esta posición en las negociaciones de los Veintisiete.

República Checa -cuya política hacia la isla suele ir pareja a la estadounidense- y Países Bajos, y Reino Unido y Suecia, en menor medida, mostraron reservas durante las negociaciones anteriores a la cena de este jueves. A los reticentes al levantamiento de sanciones se unió, en el último momento y por sorpresa, Alemania, al solicitar el pasado lunes un aplazamiento de la discusión por supuestas diferencias internas en su Gobierno de coalición.

EEUU y la oposición cubana, en contra de la medida

En contra de la decisión tomada por la UE se sitúan Estados Unidos y la oposición interna cubana. Portavoces de los opositores han afirmado que la causa de las medidas no ha cambiado, y han agregado que España pone en riesgo su prestigio al encabezar los esfuerzos para levantar las "sanciones", como las denomina el gobierno cubano.

En la misma línea se ha pronunciado EEUU, que considera que la decisión puede dar la sensación de que "se da una legitimidad adicional o da a entender al régimen dictatorial que su continua opresión del pueblo cubano es ahora más aceptable de lo que era antes", según el portavoz del Departamento de Estado, Tom Casey.