El agente Peter Strzok fue despedido del FBI el pasadoviernes
El agente Peter Strzok fue despedido del FBI el pasadoviernes - EFE

Despiden a un agente del FBI que investigaba la trama rusa por criticar a Trump por SMS

A comienzos de julio, Peter Strzok explicó ante dos comités del Congreso que había tenido en su poder informaciones que habrían acabado con la candidatura del magnate en 2016

Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Donald Trump se congratuló ayer del despido de Peter Strzok, un agente de alto rango del FBI involucrado en la investigación de la interferencia de Rusia en las elecciones presidenciales de 2016 y al que el presidente ha apuntado como muestra de la motivación política de la trama rusa.

Strzok, con 22 años de experiencia en el FBI, ha tenido una carrera agitada, en la que ha investigado a espías rusos y ha sido acusado de vender secretos oficiales a China. En los últimos años, participó en casos de gran calado político, como la investigación del uso de un servidor privado de email por Hillary Clinton en su etapa de secretaria de Estado -un asunto que tuvo mucha incidencia en las elecciones que perdió ante Trump- o la que todavía lidera el fiscal especial Robert Mueller sobre el supuesto complot de la campaña de Trump con Rusia. Strzok fue el tercer agente de mayor rango en el grupo de Mueller para diseccionar el caso.

El verano pasado, una inspección interna del FBI descubrió que Strzok había intercambiado mensajes contrarios a Trump con Lisa Page, una abogada que trabajó para el FBI, que se supone mantiene una posición independiente en sus investigaciones- y que hasta hacía pocas semanas también había formado parte del equipo de Mueller. Después se supo que Strzok y Page mantenían un romance. El fiscal especial sacó de su grupo al agente el mismo día que conoció el asunto, pero Trump y sus aliados utilizaron los mensajes para desacreditar la investigación y reforzar su argumento de que está movida por motivaciones políticas.

Strzok fue degradado a un puesto administrativo hasta que el viernes pasado David Bowdich, subdirector del FBI, le comunicó el despido. El abogado de Strzok ha asegurado que no se ha aplicado el régimen disciplinario normal -la oficina del FBI que se ocupa de ello había decidido cerrar el asunto con la degradación y una suspensión de 60 días- lo que debería ser «preocupante para todos los estadounidenses».

Trump aprovechó su despido para reclamar que «acabe» la investigación de la trama rusa, a la que volvió a calificar de «engaño total» y que se reabra la de los emails de Clinton.