El edificio donde estuvo situado el hogar infantil en el pequeño pueblo escocés de Rhu
El edificio donde estuvo situado el hogar infantil en el pequeño pueblo escocés de Rhu - OnTheMarket.com

Descubren abusos a niños durante décadas en un hogar infantil de Escocia

Una investigación de la BBC destapa el escándalo de violaciones, vejaciones y violencia física al menos entre 1949 y 1982

Corresponsal en LondresActualizado:

Durante casi 40 años decenas de niños que vivían en el hogar infantil Lagarie Children, situado en Escocia, sufrieron abusos sexuales y agresiones físicas por parte de los gestores de este centro.

La BBC ha destapado este escándalo de abusos a menores sucedido en este centro escocés, gestionado por la organización benéfica Sailors Society, encargada de dar asilo o de acoger a hijos de pescadores del país. Ahora, docenas de esos por entonces niños y niñas han salido a dar la cara y a denunciar esta situación que se prolongó durante casi cuatro décadas y que, según la investigación realizada por la cadena pública británica, podría extenderse desde al menos desde 1949 hasta 1982.

Esas víctimas de abusos cuentan ahora sus terribles historias, acusando a los gestores del centro durante ese periodo, el reverendo William Barrie y su esposa Mary. Ambos, ya fallecidos, los realizaban con la ayuda de la matrona del hogar, Anne Millar, y el jardinero Norman Skelton, que también murieron hace años sin ser investigados.

Los testimonios hablan de una práctica generalizada que llevaban a cabo estos cuatro individuos. Por ejemplo, Angela Montgomery y sus hermanas Mary y Norma llegaron a este hogar infantil porque su madre había muerto joven y su padre era marinero que pasaba largos periodos en la mar. Aseguran que los años que pasaron en el centro fueron violadas cientos de veces por el reverendo Barrie y recibieron vejaciones y violencia física por parte de su esposa.

Angela, ahora de 56 años, señala que «después de un tiempo, aunque sea desagradable, no es que te hayas acostumbrado, solo piensas "no tiene sentido luchar", se llega a un nivel de aceptación que se convirtió en tónica general en la vida en el centro».

Pero no todo quedaba en el centro, ya que Angela asegura, además, que los niños eran llevados a convenciones y eventos, donde también sufrían abusos sexuales por amigos y conocidos de William Barrie y su mujer que pertenecían a la Sailors Society.

Problemas de salud mental

Ambas hermanas admiten que, desde que dejaron este hogar infantil hace 40 años, han tenido problemas de salud mental y han necesitado terapia. Tanto ellas como otros niños que sufrieron su mismo calvario denunciaron a la Policía local a principios de la década de los 2000 el caso, pero nadie fue condenado ni acusado. Una segunda investigación policial concluyó en 2016 con el mismo balance. En ese momento, la esposa del reverendo fue interrogada y se envió un informe al fiscal, que quedó en nada. Finalmente, esta murió a finales de 2017.

Otro de los afectados, Phillip Donald, de 58 años, afirma que estuvo en el hogar durante aproximadamente dos años y medio. Durante ese periodo, dice, fue violado sistemáticamente por el jardinero y la matrona del lugar. Esta última, además, solía «levantarlo por las orejas» y «arrojarlo a una bañera con agua helada y ponerle los dedos cubiertos de jabón en la garganta».

A raíz de esta investigación realizada por la BBC, Stuart Rivers, director ejecutivo de la organización benéfica con sede en Southampton (que tiene a la casa real británica como uno de sus mecenas), fue entrevistado para el programa y se disculpó por los abusos que allí ocurrieron.

«Hemos cooperado completamente con la Policía y hemos escrito a todos los residentes con los que hemos tenido contacto hasta la fecha, pidiendo disculpas por cualquier abuso sufrido y alentándolos a ponerse en contacto con la Policía», asegura Rivers a la cadena pública británica.