Reunión de Maduro con los representantse de Unasur para tratar sobre la misión electoral REUTERS

La MUD desconfía de la misión electoral de Unasur en Venezuela

La oposición invitará a sus propios observadores internacionales para las legislativas de diciembre

CaracasActualizado:

La oposición venezolana ha expresado su escepticismo sobre la labor de supervisión que realizará la Unión de Naciones de América del Sur (Unasur) en las elecciones legislativas del 6 de diciembre. Así lo comentó el secretario ejecutivo de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), Chúo Torrealba, tras una reunión con representantes de Unasur, a la que la oposición trasladó sus denuncias sobre las irregularidades y el ventajismo con que el Gobierno de Nicolás Maduro está condicionando la campaña electoral.

En su cuenta de twitter, Torrealba comentó la nula esperanza en la labor de observación que podrá desarrollar Unasur, dados «los obstáculos que ha puesto el Consejo Nacional Electoral» (CNE). El secretario de la alianza opositora indicó que en la reunión mantenida con Unasur la oposición comentó a esa organización que «buena parte de la opinión pública es escéptica en cuanto a la gestión que esa misión pueda hacer».

El CNE ha rechazado todas las propuestas de organizaciones como la ONU, la Organización de Estados Americanos (OEA) y la Unión Europea para enviar observadores internacionales a las elecciones parlamentarias. Solo ha invitado a los miembros de Unasur, pero no para que acudan como observadores formales, sino como simples «acompañantes» del proceso.

«Turismo electoral»

Torrealba y los partidos que forman la alianza de la Unidad de la oposición han denunciado el ventajismo electoral del chavismo. Por ejemplo, en la tarjeta electoral junto al logo de la alianza opositora el CNE ha colocado otra formación política llamada igualemente Unidad y con los mismos colores, algo que puede confundir a los electores.

En vista de la negativa de la autoridad electoral para aceptar que otras organizaciones que no sean Unasur envíen representantes, la MUD ha invitado a sus propios observadores internacionales, cuyos nombres serán anunciados los próximos días. Se les invitará para que vigilen el proceso electoral con trabajo de campo y en las zonas del interior, sin quedarse en el «turismo electoral» que desea el Gobierno.