La delegación de Micheletti aplaza el viaje para la mediación en Costa Rica

EFE | TEGUCIGALPA
Actualizado:

La comisión del Gobierno hondureño de facto aplazó el viaje que tenía previsto hacer hoy a Costa Rica para continuar el diálogo sobre la crisis política que vive Honduras por el derrocamiento del presidente Manuel Zelaya.

El canciller y jefe de la delegación de Micheletti, Carlos López, y una de sus miembros, Vilma Morales, confirmaron hoy a la prensa la suspensión del viaje, aunque matizaron que no supone el abandono definitivo del diálogo.

López explicó que la comisión decidió no viajar ante la emisión el lunes de una declaración de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) que reiteró que Zelaya fue defenestrado por un mandato judicial y "no puede regresar a asumir la Presidencia de la República".

"Eso es una barrera", puntualizó López, quien informó de que el martes envió al presidente de Costa Rica, Oscar Arias, mediador en el diálogo con representantes de Zelaya, un "documento de trabajo" que "estaba subordinado a que hubiera consentimiento de parte de los tres poderes del Estado" hondureño en las decisiones.

Morales, ex presidenta de la CSJ, reafirmó que el regreso de Zelaya "es el punto" conflictivo del diálogo y que otros aspectos de una propuesta que Arias presentó el fin de semana depende de varios organismos del Estado.

La comisión del gobierno interino rechazó la propuesta de Arias al insistir en que Zelaya no puede volver a la Presidencia, y pidió más tiempo para hacer consultas sobre los otros puntos.

Continúa la mediación Sin embargo, la ex magistrada afirmó que "la mediación sigue" y que su delegación "está dispuesta" a viajar a Costa Rica para conocer un nuevo planteamiento que, según versiones de prensa, Arias tiene previsto presentar hoy.

El Gobierno interino, la CSJ y el Ministerio Público sostienen que Zelaya no fue apartado del poder por un golpe de Estado el 28 de junio sino por un mandato judicial por haber violado la Constitución al intentar celebrar ese día una consulta para promover una Asamblea Constituyente que había sido declarada ilegal.

El Parlamento designó el mismo 28 de junio a Roberto Micheletti para sustituir a Zelaya (ambos son del gobernante Partido Liberal), pero su Gobierno no es reconocido por la comunidad internacional.