Las declaraciones de impuestos de Trump de 1985 a 1994 muestran 1.000 millones de dólares en pérdidas

El diario estadounidense «The New York Times» dijo tener copias impresas de las transcripciones de impuestos oficiales del Servicio de Impuestos Internos del hoy presidente de EE.UU.

Actualizado:

Los negocios del presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, perdieron un total de más de mil millones de dólares de 1985 a 1994, según el diario estadounidense «The New York Times», que dijo que obtuvo copias impresas de las transcripciones de impuestos oficiales del Servicio de Impuestos Internos de Trump.

El periódico dijo que Trump registró pérdidas por más de 250 millones de dólares en 1990 y 1991, que parecían ser más del doble que cualquier otro contribuyente individual de los Estados Unidos en una muestra anual del IRS de personas de altos ingresos.

Trump perdió tanto dinero que pudo evitar pagar impuestos sobre la renta durante ocho de los diez años, dijo el Times.

En esa década, los negocios principales de Trump, incluidos los casinos, hoteles y edificios de apartamentos, perdieron 1,17 mil millones, según el periódico.

El Times citó a un abogado del presidente, Charles Harder, diciendo que la información fiscal era «altamente inexacta».

Trump, magnate inmobiliario que delegó la gestión de sus negocios a sus hijos después de su elección en 2016, llegó al poder subido a la fama de su buen hacer empresarial y sus habilidades de negociación en la campaña electoral.

Trump rompió con un precedente, de décadas, al negarse a publicar sus declaraciones de impuestos como candidato presidencial en 2016 o desde su elección.

El lunes, el secretario del Tesoro de Estados Unidos, Steven Mnuchin, rechazó una solicitud del presidente demócrata del Comité de Medios y Formas de los Representantes de la Cámara de Representantes para las declaraciones de impuestos de Trump.

Los demócratas quieren los datos fiscales de Trump como parte de sus investigaciones sobre posibles conflictos de intereses planteados por sus hipotéticos intereses comerciales y su posición como presidente.