Romney revela su declaración de la renta: pagó 6 millones en impuestos y 4 a la Iglesia mormona
Romney (izquierda) hace pública su declaración de impuestos ante la presión de Gingrich (derecha) - afp

Romney revela su declaración de la renta: pagó 6 millones en impuestos y 4 a la Iglesia mormona

El precandidato republicano, cuya fortuna se estima en más de 200 millones de dólares, ingresó 45,2 millones entre 2010 y 2011

reuters
Actualizado:

El aspirante republicano a la presidencia de Estados Unidos Mitt Romney ha publicado este martes sus declaraciones de hacienda que indican que pagó 6,2 millones de dólares en impuestos sobre un total de 45,2 millones de dólares en ingresos durante el 2010 y el 2011.

Cediendo a la creciente presión política para que aporte más detalles acerca de su enorme riqueza, el exgobernador de Massachusetts publicó sus declaraciones de impuestos indicando que su esposa, Ann, y él, pagaron una tasa fiscal efectiva del 13,9% en 2010.

Ambos esperan pagar una tasa de un 15,4%, cuando presenten sus declaraciones para el 2011. La tasa de impuestos de Romney es inferior a la de la mayoría de los asalariados estadounidenses porque la mayoría de sus ingresos, como se describe en más de 500 páginas de documentos, provienen de ganancias de capital sobre inversiones. La fortuna del candidato republicano se estima en más de 200 millones de dólares.

Bajo el código fiscal estadounidense, las ganancias de capital se gravan al 15%, en comparación con una tasa impositiva máxima de un 35% para los asalariados. El documento, al que «The Washington Post» ha tenido acceso antes de su difusión al resto de los medios, revela que la pareja donó hasta 7 millones de dólares a obras de la beneficiencia. De ellos, 4,1 millones fueron dirigidos a la Iglesia mormona, a la que Romney pertenece y muchos americanos ven como una secta.

Romney publicó las declaraciones de impuestos después de una semana en la que su principal rival por la nominación presidencial republicana, Newt Gingrich, cuestionó si Romney estaba ocultando información sobre sus finanzas, acusándolo de estar fuera de contacto con la mayoría de los estadounidenses.

Los ataques de Gingrich contra Romney le ayudaron a derrotarlo en las primarias de Carolina del Sur el sábado.