Carmen de Carlos - EN FOCO

La decisión de Cristina

Si la economía no repunta y la inflación no inicia un camino sostenido a la baja, Macri corre el riesgo de fracasar en su intento de reelección contra cualquier otro que no sea «ella»

Carmen de Carlos
Actualizado:

El futuro de Argentina está cada día más cerca. El problema es que nadie sabe si será mejor o peor. Las elecciones de octubre, a día de hoy, no parecen tener garantizadas los nombres de los aspirantes a suceder a Mauricio Macri. Dicho esto, tampoco es una verdad inamovible –aunque más que probable- que el actual presidente intente la reelección.

Cristina Fernández, la mejor adversaria que podría tener Macri para lograr una victoria, sigue muda sobre su candidatura. La viuda de Néstor Kirchner va y viene a Cuba, donde su hija está protegida por el régimen -y los médicos- mientras pasan los días hasta que le llegue la hora de sentarse, con su madre, en el banquillo de los corruptos de Buenos Aires.

Roberto Lavagna, exministro de Economía de los peronistas Eduardo Duhalde y Néstor Kirchner, también quiere ser presidente pero se resiste a someterse a unas primarias en el movimiento que fundó el general Juan Domingo Perón y tienta a la Unión Cívica radical (UCR) para que rompa su coalición (Cambiemos) con Macri y hagan, juntos y revueltos, un frente común. Las encuestas no le favorecen y otros «del palo» (peronista) asoman la cabeza en busca de destino propio.

Es el caso de Sergio Masa. El hombre que pudo ser presidente y se quedó en la «banquina» (cuneta) de la derrota, reclama su derecho a competir, cuerpo a cuerpo, con «Mauricio» y el gobernador de Salta, el apuesto Juan Manuel Urtubey, se suma a la disputa. Entre uno y otro, saca la cabeza Daniel Scioli, el perdedor del ballotage con Macri en el 2015. Algún otro peronista como el exgobernador de Buenos Aires, Felipe Solá, intenta levantar la mano pero todos, dependen de la decisión de «Cristina». Los sondeos se los reparten ella y el actual presidente en proporciones similares. Lo curioso es que ninguno de los dos es un candidato seguro. Si la economía no repunta y la inflación no inicia un camino sostenido a la baja, Macri corre el riesgo de fracasar en su intento de reelección contra cualquier otro que no sea «ella». Por fortuna para él y para Argentina, siempre le quedará, como Plan B, la actual gobernadora de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, imbatible en cualquier escenario.fin

Carmen de CarlosCarmen de CarlosCorresponsalCarmen de Carlos