David katz
David katz

Tiroteo en FloridaDavid Katz, jugador de videojuegos deportivos, autor del tiroteo de Jacksonville

El atacante, un joven de 24 años, estuvo internado en un par de ocasiones por problemas mentales

WASHINGTONActualizado:

Hay quien cree que disparó porque había quedado eliminado del torneo, otros señalan que el tiroteo lo inició después de mantener una breve discusión con otra persona, pero lo que parece difícil es que se aclaren las motivaciones que le empujaron a disparar durante la celebración de una competición de videojuegos. Sus balas provocaron dos muertes y once heridos por los disparos o a consecuencia de la estampida de las decenas de personas que se encontraban en el local. Otros se refugiaron bajo las mesas. Él se quitó la vida.

El presunto autor del ataque en el Chicago Pizza, un restaurante situado en una zona comercial del centro de Jacksonville, al norte de Florida, ha sido identificado como David Katz, de 24 años y procedente de Baltimore, en el estado de Maryland. Era uno de los participantes en un torneo virtual de fútbol americano organizado por Electronic Arts, una popular empresa del sector.

El establecimiento acogía durante el fin de semana una de las eliminatorias de esta competición, que puede llegar a congregar ante la pantalla a millones de personas en todo el mundo. Son seguidores de partidos virtuales. Dos jugadores que manejan con mandos los movimientos de sus respectivos equipos. En la pantalla principal, la partida, aunque se puede seguir también las reacciones de los participantes. Y hay narradores, como en un partido convencional. Los jugadores suelen utilizar seudónimos.

David Katz, en concreto, participaba con el nombre de «Bread» (literalmene significa «pan», aunque en lenguaje coloquial se traduce como «pasta», en su sentido económico). Según señalan otros jugadores, había quedado eliminado el sábado. Los ganadores pasaban a la final que tendrá lugar en Las Vegas el próximo mes de octubre, donde el vencedor obtiene 25.000 dólares. Precisamente el año pasado Katz logró clasificarse para la cita de Nevada. En Youtube se puede ver la partida que ganó en febrero de 2017 en Búfalo, en el estado de Nueva York, en un campeonato semejante al que se celebraba este fin de semana en Jacksonville.

En aquella ocasión, Katz se embolsó 3.500 dólares y obtuvo el billete a Las Vegas. En la retransmisión se puede ver la seriedad en su rostro durante el juego y su timidez cuando recibe el premio. Como el deportista que hace declaraciones al acabar un partido, «Bread» responde con balbuceos a las preguntas de un periodista, mira al suelo al hablar y recibe con una sonrisa incómida la camiseta que le proclama campeón. «Estos jóvenes están bajo enorme presión», subraya uno de los locutores que retoma la transmisión desde el estudio. Todo parecido a un partido real.

Reales fueron las balas que disparó David Katz. Poco locuaz en el vídeo y poco locuaz según le definen algunos de sus contrincantes. Según la agencia AP, documentos de la investigación recogen que Katz estuvo hospitalizado en un par de ocasiones durante su adolescencia por problemas mentales y que se le prescribieron antipsicóticos y antidepresivos. Sus padres se divorciaron en 2007.