Terrositas del Daesh desfilan por las calles de Raqqa

Daesh, Corea del Norte, Irán y Pakistán, las grandes amenazas nucleares

La IV Cumbre internacional sobre seguridad nuclear que ha tenido lugar en Washinton ha puesto sobre la mesa los posibles riesgos de que estas armas caigan en manos peligrosas o sean utilizadas por algunos países para presionar a otros

MADRIDdActualizado:1234
  1. Alerta frente al Daesh

    Yihadistas del Daesh en la ciudad de Raqqa
    Yihadistas del Daesh en la ciudad de Raqqa

    Ayer concluyó la IV Cumbre Internacional sobre seguridad nuclear que ha pivotado principalmente en esta última edición, celebrada en Washington, en el riesgo de que este tipo de material tan sensible y letal caiga en manos de los yihadistas y lo transformen en armas nucleares. De ahí el llamamiento urgente que ha realizado el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, para trabajar de manera conjunta con otros gobiernos para evitar una «amenaza real»

    También el Parlamento Europeo advirtió hace unos días de que el grupo terrorista Daesh puede estar planeando atentar con armas químicas, radiológicas, biológicas y nucleares en suelo europeo y recomienda a los Estados miembros estar «en alerta» ante esta posibilidad.

    La Eurocámara recoge en un informe, publicado el pasado diciembre y recogido por Europa Press, las advertencias de varios expertos, que consideran que existe un «riesgo real» de que los yihadistas utilicen estos materiales en futuros ataques contra objetivos comunitarios. «El impacto de un ataque de este tipo, si ocurriera, sería aún más desestabilizador», añade.

    «El Daesh ha prometido que los futuros ataques serán más letales y aún más impactantes. Esto ha llevado a los expertos a advertir que el grupo podría estar planeando conseguir armas de detrucción masiva prohibidas internacionalmente en ataques futuros», señala.

    Los Veintiocho se pronuncian así después de que el «National Risk Register of Civil Emergencie» del Gobierno de Reino Unido advirtiera sobre esta cuestión en 2015 y que el primer ministro francés Manuel Valls planteara también esta cuestión el pasado mes de noviembre.

    Los terroristas fabricarían dispositivos explosivos con productos químicos, radioactivos o biológicos, según el informe, que recuerda que pueden dañar, incapacitar y tener «efectos letales» para las personas, la fauna y la flora, además de dispersarse a través de gases, aerosoles, líquidos, la inhalación o la absorción por la piel.

    Según el documento, las amenazas pueden emanar de personas «altamente cualificadas» que tengan acceso a información y materiales sensibles. En este sentido, recuerda que el Daesh continúa reclutando a cientos de extranjeros combatientes, de los que muchos tienen títulos en física, química o informática.

  2. La «provocación continua» de Corea del Norte

    Fotograma del vídeo, en el momento de la explosión en Washington

    Hablar de amenaza nuclear es hablar de Corea del Norte, país que, liderado por Kim Jong-un, no ha cesado de lanzar provocaciones. La última fue hace tan solo unos días. A través de un vídeo en el que simula un ataque preventivo contra Washington, con armas nucleares, como respuesta a las maniobras militares del país norteamericano en Corea del Sur.

    «Al enemigo le espera un ataque nuclear preventivo sin piedad», se puede escuchar en el vídeo, mientras en la pantalla un mensaje en coreano insta a Estados Unidos a «decidir si quiere seguir existiendo o ser borrado de la faz de la Tierra».

    En los últimos meses han sido recurrentes sus mensajes y sus actos - como la prueba de una bomba de hidrógeno- haciendo ver que está trabajando sin descanso crear y utilizar un importante arsenal nuclear,

    Desde la cumbre de Washington, Obama urgió, junto a su homóloga de Corea del Sur, Park Geun-hye, país centro de algunas de las amenazas del lider norcoreano, y al primer ministro japonés, Shinzo Abe, a que la comunidad internacional «haga cumplir» las sanciones impuestas por la ONU a Corea del Norte por sus pruebas nucleares.

    Al término de la reunión entre los tres gobernantes, el presidente estadounidense destacó la importancia de «trabajar juntos» ante el «desafío» que suponen las últimas acciones del régimen norcoreano, que disparó esta semana un nuevo misil de corto alcance en lo que supone el quinto lanzamiento de este tipo desde principios de mes.

    Durante la reunión se abordaron también «pasos adicionales» que se pueden tomar «colectivamente» frente a la amenaza de Corea del Norte y para garantizar «la paz y estabilidad» en la región, informa Efe.

    A comienzos de marzo, Washington y Seúl iniciaron las conversaciones sobre el despliegue de un «escudo antimisiles» estadounidense THAAD en Corea del Sur, un polémico proyecto que ha generado el rechazo de China y Rusia.

    Como castigo a sus recientes ensayos nucleares y de misiles, el Consejo de Seguridad de la ONU impuso a Corea del Norte fuertes sanciones financieras y comerciales, mientras que Estados Unidos, Corea del Sur y Japón han tomado medidas punitivas adicionales de forma unilateral.

  3. El frágil pacto con Irán

    Almacenamiento de uranio en Irán
    Almacenamiento de uranio en Irán

    Otra posible amenaza nuclear, a la que está muy atento Israel, es el acuerdo alcanzado con Irán en 2015. Un tema que también han abordado los líderes que han participado en la cumbre de Washington.

    Obama, que defendió la validez de un acuerdo tan cuestionado por países como Arabia Saudí e Israel, y por los propios republicanos de EE.UU, abogó, sin embargo, por mantener el actual nivel de colaboración para lograr la aplicación «total» y «continuada» de este documento.

    El presidente de EE.UU. participó ayer en un encuentro de los países del 5+1 -Estados Unidos, Rusia, China, Francia, Reino Unido y Alemania--, responsables de la negociación del acuerdo. El mandatario norteamericano admitió que el camino no ha sido fácil y aún no ha concluido. «La aplicación total y continuada va a precisar del mismo tipo de cooperación y consulta», indicó al término del encuentro, informa Ep.

    «Este acuerdo nos recuerda que cuando la comunidad internacional actúa como una, podemos avanzar en aras de la seguridad común», ha subrayado el presidente, que ha aplaudido un «éxito de la diplomacia» que espera «copiar en el futuro».

  4. Las enemistades peligrosas de Pakistán

    Pakistán podría convertirse en la tercera potencia nuclear del mundo (ahora se encuentra en el sexto, por detrás de Rusia, EE.UU., Francia, China y Reino Unido), en pocos años. Así lo ha confirmado un documento del Fondo Carnegie para la Paz Internacional y el Centro Stimson (EE.UU.), que ha asegurado en los próximos 10 años Islamabad podría acumular hasta 350 ojivas. Esto se puede llegar a producir debido, en parte, a que Pakistán no firmó el Tratado sobre la no proliferación de armas nucleares de 1968.

    Para garantizar el crecimiento rápido de su arsenal, como prevención a un posible ataque de su eterno enemigo, la India, el país está invirtiendo no solamente en uranio enriquecido sino también en plutonio. De este modo, en enero de 2015, el Instituto de Ciencia y Seguridad Internacional de EE.UU. informó que Pakistán abrió su cuarta planta de plutonio en la localidad de Khushab, que supone para el país un canal adicional para obtener el material necesario para crear las bombas atómicas.

    Esta proliferación de armas nucleares ha generado una gran preocupación en otros países, como EE.UU., ante la posibilidad de que estas caigan en manos peligrosas: al ser robadas por un grupo terrorista, elementos extremistas que se infiltren en el Ejército pakistaní o que se produzca una escalada de violencia entre Pakistán y la India.