La cuestión iraquí, de fondo

E. S.
Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

DAVOS. El Foro Mundial de Davos va a ser el lugar donde se presentarán en sociedad

el grupo de los nueve dirigentes de la oposición iraquí. No solamente van a participar en las discusiones que se han programado sobre el futuro de

Irak, sino que van a tener ocasión de ser conocidos por dirigentes de todo el mundo.

Desde el Rey Abdalá de Jordania o el príncipe saudí Turki Al Faisal.

Casi seguro, todos sus interlocutores lo primero que les van a preguntar es si ellos creen que habrá o no una guerra para derrocar a Sadam Husein. Entre los pocos que se atrevían aquí a hacer pronósticos estaba Gail Fosler, economista jefe del grupo norteamericano Business Council, para quien «los riesgos de guerra aumentan, pero la economía norteamericana va a tener la fuerza suficiente siempre que sea corta y limitada en el espacio». Simón Peres de Israel, y el ministro de Finanzas de la Autoridad Palestina, Salam Fallad, también estarán en Davos, aunque no se sabe si se mostrarán o no en público, ahora que esto podría tener cierta influencia en las elecciones generales en Israel. Por si acaso y de modo simbólico, los organizadores han preparado un encuentro entre 15 jóvenes palestinos e israelíes.