Cuba sufre las peores inundaciones de los últimos 28 años

Actualizado:

ABC

LA HABANA. Barrios enteros y poblados costeros del occidente de Cuba, incluida buena parte de La Habana, quedaron el domingo cubiertos por el agua al paso del huracán «Wilma», que ha provocado las peores inundaciones de los últimos 28 años en su ruta hacia la Florida. La crecida del mar anegó extensas zonas dejando graves destrozos, aunque no se produjeron víctimas, salvo tres turistas alemanes heridos el viernes en un accidente de autobús en la evacuación.

El huracán se encontraba ayer ya muy lejos de La Habana, pero aún castigaba a la capital de la mayor de las Antillas con inundaciones -barrios como el Vedado, Miramar, Centro Habana, Santa Fe y Playa estaban cubiertos de agua-, cortes de electricidad y vientos superiores a los 130 kilómetros por hora. Las provincias de Pinar del Río y Matanzas resultaron también afectadas.

«Tan pronto como pase el peligro comenzará la reconstrucción. La tarea más compleja será afrontar la crecida del nivel del mar», dijo ayer el vicepresidente cubano, Carlos Lage.

Unas 640.0000 personas fueron evacuadas de las zonas de riesgo en las provincias de Pinar del Río y La Habana, mientras Cuba se prepara para recibir el azote de la tormenta tropical «Alpha», que ayer afectaba ya el extremo oriental de la isla.