Fidel Castro, junto a su hermano Raúl, conversa con Hugo Chávez, en la visita que el presidente venezolano realizó esta semana a Cuba. AP
Fidel Castro, junto a su hermano Raúl, conversa con Hugo Chávez, en la visita que el presidente venezolano realizó esta semana a Cuba. AP

Cuba responde a la UE con burlas de Fidel Castro y el acoso a la disidencia interna

La decisión de la UE de eliminar las sanciones a Cuba, instigada por España ante el supuesto cambio político propiciado por Raúl Castro, ha recibido como respuesta la burla de su hermano Fidel y la

MANUEL M. CASCANTE CORRESPONSAL CIUDAD DE MÉXICO
Actualizado:

La decisión de la UE de eliminar las sanciones a Cuba, instigada por España ante el supuesto cambio político propiciado por Raúl Castro, ha recibido como respuesta la burla de su hermano Fidel y la detención de siete opositores al régimen. En un nuevo artículo, el mayor de los Castro anuncia que «deseo consignar mi desprecio por la enorme hipocresía que encierra tal decisión» comunitaria.

El viejo y enfermo líder revolucionario sostiene que la hipocresía de la UE es «más evidente cuando coincide con la brutal medida europea de expulsar a los inmigrantes no autorizados procedentes de los países latinoamericanos». Como remate, Fidel subraya que «los emigrantes son además fruto de la explotación colonial, semicolonial y capitalista».

En su texto, Castro denuncia que a Cuba, «en nombre de los derechos humanos, le exigen la impunidad de los que pretenden entregar, atados de pies y manos, la patria y el pueblo al imperialismo». También menosprecia el gesto de la Unión, pues éste «no implica en lo absoluto consecuencia económica alguna para nuestro país», mientras que, «por el contrario, las leyes extraterritoriales de Estados Unidos y, por lo tanto, su bloqueo económico y financiero, continúan plenamente vigentes».

Tras aparecer junto a Hugo Chávez en la televisión cubana el martes pasado, después de cinco meses sin que se tuvieran imágenes suyas, Castro asume que «a mi edad y en mi estado de salud, uno no sabe qué tiempo va a vivir», pero saca fuerzas de flaqueza para escupir su desprecio ante «la desprestigiada forma» en que la UE ha eliminado las sanciones.

Acusan al Gobierno español

Algunos disidentes culparon al presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, de promover un levantamiento de sanciones en el que «España ha puesto en riesgo su prestigio. Mientras Moratinos festeja su nuevo triunfo diplomático, deseamos al Gobierno de España éxitos también en lograr la inmediata e incondicional liberación de nuestros prisioneros y el progreso de los derechos en Cuba», reclamó la opositora Miriam Leiva.

Las esposas y madres de opositores presos, agrupadas en las Damas de Blanco, recordaron que aún quedan en prisión 55 disidentes, y creen que la decisión de la UE quitará presión al castrismo para que emprenda reformas políticas. Según recoge la agencia Efe, el economista Óscar Espinosa, liberado en 2004 por razones de salud, opina que la decisión de la UE podría «alentar a los sectores más duros dentro del Gobierno y ser interpretado como que una actitud intolerante rinde beneficios». «Para nosotros solo habrá un cambio cuando estén los presos políticos en las calles», dijo la activista Berta Soler, cuyo esposo, Ángel Moya, cumple una condena de 20 años de cárcel.

Liberados pero procesados

Al tiempo que Fidel devolvía con una nueva bofetada la mano tendida de Europa, las autoridades cubanas liberaron en la madrugada de ayer a los opositores detenidos el viernes.Jorge Luis García Pérez, «Antúnez»; su esposa, Iris Pérez; Idania Yanes, Yesmielena Surbano, Benito Ortega y Blas Fortún fueron detenidos en Matanzas -a cien kilómetros de La Habana-cuando protestaban ante una dependencia del Ministerio del Interior. Todos los detenidos han quedado libres pero procesados por diversos cargos.