Cuba libera a siete opositores que fueron detenidos ayer tras levantar la UE las sanciones

Las autoridades cubanas han liberado en la madrugada de hoy a los opositores detenidos ayer viernes, horas después de que la Unión Europea (UE) levantara las sanciones al Gobierno de la isla ante el

EFE |
Actualizado:

Las autoridades cubanas han liberado en la madrugada de hoy a los opositores detenidos ayer viernes, horas después de que la Unión Europea (UE) levantara las sanciones al Gobierno de la isla ante el aparente "nuevo clima político" desde que en febrero de 2007 Raúl Castro sucediera en la dirección del país a su hermano y líder cubano, Fidel Castro, quien abandonó el cargo tras casi medio siglo en el poder.

Jorge Luis García Pérez, 'Antúnez'; su esposa, Iris Pérez; Idania Yanes, Yesmielena Surbano, Benito Ortega y Blas Fortún son algunos de los detenidos ayer en Matanzas -a unos cien kilómetros de La Habana- cuando protestaban ante una dependencia del Ministerio del Interior por la paliza que había recibido otro opositor que se encuentra preso. 'Antúñez había sido excarcelado en 2007 tras cumplir una condena de 17 años por "propaganda enemiga oral", intento de sabotaje y delitos políticos.

La decisión de la Unión Europea, movida por iniciativa española, no tuvo la respuesta esperada, sino todo lo contrario. El gesto fue recibido con otro desaire del régimen cubano en forma de detención de siete opositores y una arremetida contra Europa de Fidel Castro. "Deseo consignar mi desprecio por la enorme hipocresía que encierra tal decisión", proclama Castro en un artículo difundido por las autoridades cubanas.

El dictador se ha reafirmado en su andanada aniteruopea y ha afirmado que la hipocresía de la UE es "más evidente cuando coincide con la brutal medida europea de expulsar a los inmigrantes no autorizados procedentes de los países latinoamericanos, en algunos de los cuales la población en su mayoría es de origen europeo".

El último desaire de Cuba a la UE

La reacción de Fidel no ha sorprendido a los diplomáticos pero sí las detenciones, ya que el fin de las medidas va ligado a los derechos humanos. Las sanciones fueron aprobadas en 2003, tras la condena en juicios sumarísimos de 75 disidentes cubanos a penas de hasta 28 años de cárcel. De ellos, 55 siguen presos, tal y como han recordado los opositores al régimen cubano, que ya se habían pronunciado en contra de la decisión europea y habían criticado el activismo de España en esa dirección.

Esas medidas se limitaban a reducir las visitas europeas de alto nivel a la isla y a invitar a los opositores internos a los cócteles de las embajadas comunitarias en La Habana y, además, estaban suspendidas desde el 2005.

Se reafirma en su andanada contra el "imperio"

En su artículo, publicado en una página web oficial, Castro asegura que "la desprestigiada forma de suspender las sanciones a Cuba que acaba de adoptar la Unión Europea el 19 de junio ha sido abordada por 16 despachos internacionales". Asimismo, ha señalado que a Cuba "le exigen la impunidad de los que pretenden entregar, atados de pies y manos, la patria y el pueblo al imperialismo".

La decisión de la UE -añade- "no implica en lo absoluto consecuencia económica alguna para nuestro país", sino que, "por el contrario, las leyes extraterritoriales de Estados Unidos y, por lo tanto, su bloqueo económico y financiero, continúan plenamente vigentes".

Castro, convaleciente de una dolencia intestinal que no le permite mostrarse en público desde julio del 2006, apareció en la televisión cubana el martes pasado, tras cinco meses sin fotos ni vídeos suyos.