El presidente de Guatemala, Jimmy Morales, durante una reunión ayer
El presidente de Guatemala, Jimmy Morales, durante una reunión ayer - REUTERS

La justicia de Guatemala prohíbe dar asilo a deportados de EE.UU.

El fallo se conoce el mismo día en que el Gobierno ha anunciado la reprogramación de una reunión que el presidente Jimmy Morales tenía prevista con Donald Trump

Corresponsal en MéxicoActualizado:

La Corte de Constitucionalidad de Guatemala ha prohibido temporalmente que la nación centroamericana pueda convertirse en un «tercer país seguro». La decisión se produjo un día antes de que el presidente guatemalteco Jimmy Morales tuviera previsto reunirse el lunes con el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, para probablemente discutir un acuerdo para que se transforme en «tercer país seguro», lo que significa que los inmigrantes que pidan asilo en EE.UU. tras haber atravesado previamente Guatemala tendrían que tramitar allí su solicitud de refugiados y no en la frontera con EE.UU.

«Se previene al presidente de la República de Guatemala que, para asumir la decisión, en nombre del Estado de Guatemala, de constituir al territorio nacional como un tercer país seguro», dijo en su resolución el tribunal de acuerdo con el artículo 171 de la constitución del país. La sentencia se produce tras aceptar de manera provisional tres amparos contra la posible decisión del Gobierno de Morales de eventualmente aceptar convertir a Guatemala en un «tercer país seguro».

Tras la resolución judicial, Morales canceló su reunión con Trump en la que tenían previsto abordar asuntos migratorios y de seguridad. «Debido a especulaciones surgidas y las acciones legales interpuestas, admitidas para su trámite por la Corte de Constitucionalidad, se decidió reprogramar el encuentro bilateral hasta conocer lo resuelto por dicha corte», dijo el gobierno guatemalteco en un comunicado de prensa en el que afirmó que «en ningún momento» han considerado que el país centroamericano firme un acuerdo con Estados Unidos para que pase a ser un «tercer país seguro».

Funcionarios del gobierno estadounidense, sin embargo, han insinuado que durante la reunión cancelada entre Trump y Morales podría concretarse el acuerdo. Trump pretende firmar este pacto como método para aliviar la presión migratoria que actualmente sufre la frontera sur con México. De hecho, la reunión bilateral hubiera tenido lugar en medio de las amenazas de Trump de llevar a cabo durante el fin de semanauna ola de redadas para detener al menos 2.000 extranjeros indocumentados contra los que pende orden de deportación.

Con una tasa de 27,26 homicidios por cada 100.000 habitantes, Guatemala se sitúa como uno de los veinte países más peligrosos del mundo a pesar de los esfuerzos realizados por el presidente Morales en este rubro. A su vez, el 59,3 por ciento de su población vive por debajo del umbral de la pobreza, según datos del Banco Mundial. Debido a estos dos problemas, alta seguridad y pobreza, Guatemala es uno de los tres países de Centroamérica —junto con Honduras y El Salvador— que más personas abandonan para emigrar de manera irregular hacia EE.UU.