Corrupción en el fútbol mundial

Parecían intocables, pero no lo son. La Justicia ha llamado a las puertas de sus despachos para...

Actualizado:

Parecían intocables, pero no lo son. La Justicia ha llamado a las puertas de sus despachos para sentarlos en los banquillos. Todo estalló en mayo del año 2015, cuando la cúpula del fútbol mundial se reunía en Zurich para elegir nuevo presidente. Pero la polícia siuza, a petición de la justicia de Estados Unidos, se presentó en el lujoso hotel donde se celebraba la convención para detener a siete altos directivos FIFA acusados de corrupción y de recibir sobornos que ascendían a nada menos que 150 millones de dólares para, entre otras cosas, designar las sedes de los mundiales de 2018 y principalmente la de 2022 en Qatar. Esta operación solo fue el principio, poco después el presdidente de la UEFA, Michel Platiní y el presidente de la FIFA, Josep Blatter fueron suspendidos durante ocho años de cualquier acctividad relacioada con el fútbol acusados de cobros desleales. Las investigaciones sobre corrupción pronto llegaron al fútbol latinoamericano, 16 directivos de Centroamérica y Sudamérica, entre ellos dos vicepresidentes de la FIFA fueron acusados de organización criminal, conspiración para lavar dinero y de recibir millones en sobornos por la comercialización de los derechos de los torneos de fútbol disputados en America Latina. Las buenas relaciones con la Federación de Fútbol brasileña fueron las que han llevado al el expresidente del Fútbol Club Barcelona, Sandro Rosell, a prisión acusado de presuntamente blanquear 15 millones de euros de comisiones ilícitas por los derechos audiovisuales de la selección brasileña de fútbol y ocultarlos después en Andorra. La cupula de la FIFA ha caído, pero la renovación no se ha producido. Últimamente en el mundo del fútbol, el único que parece libre de sospecha, es el balón.-Redacción-