Una de las votantes ecuatorianas en el extranjero, concretamente en Barcelona, ejerciendo su derecho al voto. /EFE
Una de las votantes ecuatorianas en el extranjero, concretamente en Barcelona, ejerciendo su derecho al voto. /EFE

Correa llama a la «unidad» tras el «aplastante» respaldo de los ecuatorianos a su nueva Constitución

Según varios sondeos a pie de urna, entre el 66 y el 70% de los electores aprueba el proyecto de la Carta Magna redactado por la Asamblea Constituyente

AGENCIAS |
QUITO/MADRIDActualizado:

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, ha hecho un llamamiento a la "unidad" una vez que se han conocido los resultados oficiosos del referéndum Constitucional en el que ha asegurado se ha logrado un triunfo "aplastante". La jornada electoral, que comenzó a las 07.00 horas (12.00 GMT), se ha realizado con normalidad, sin violencia ni incidentes mayores en todo el país, así como en el extranjero.

"Ha triunfado aplastantemente la nueva Constitución. Es un momento histórico que trasciende por mucho a las personas que hemos estado más visibles en este proceso que es de todo un pueblo", ha dicho Correa al asegurar que estará donde "el pueblo" lo necesite.

Desde Guayaquil, su ciudad natal, adonde viajó para esperar los resultados, Correa ha formulado un llamado de "unidad" al país y ha asegurado que quienes "mintieron y trataron de engañar" en la campaña "tendrán que rendir cuentas". "Hoy Ecuador ha decidido un nuevo país, las viejas estructuras fueron derrotadas; ésta es la confirmación de esa revolución ciudadana que ofrecimos al pueblo en el año 2006", ha dicho Correa en su discurso al referirse al año en que ganó las elecciones.

Entre el 66 y el 70% de los electores ecuatorianos ha aprobado el proyecto de la Carta Magna redactado por la Asamblea Constituyente, según sondeos a pie de urna de varias encuestadoras, aunque aún no se conocen datos oficiales.

Contenido de la Carta Magna

Más de nueve millones de ecuatorianos -165.000 empadronados en el exterior y 93.000 de ellos en España- estaban llamados hoy a las urnas para votar en un histórico referéndum en el que deberán aprobar o rechazar la nueva Constitución, que consta de 444 artículos y fue redactada por 130 asambleístas en Montecristi con el objetivo de establecer un nuevo régimen político, jurídico y económico

La nueva Carta Magna rechaza el aborto y los matrimonios homosexuales. Invoca a Dios, protege al ser humano desde el momento de su concepción, considera el matrimonio la unión entre un hombre y una mujer y la adopción se permite para uniones de dos personas de distinto sexo.

También recoge derechos, como el de que unos de los miembros de una pareja homosexual pueda heredar, si el otro fallece; o que la mujer y la familia tengan el derecho de decidir cuando y cuantos hijos quieren. Lo que sí hay es una rigurosa recaudación de impuestos -que antes no existía-, y una buena administración de los negocios del Estado y transparencia en esa administración.

Libros contra marchas

Las 48 horas previas al cierre de la campaña, el pasado jueves, estuvieron precedidas de intensas jornadas de marcha y movilizaciones de grupos sociales y políticos en favor y en contra de la Carta Magna elaborada por una Asamblea Constituyente durante ocho meses. En los medios aparecieron multitud de espacios con propaganda política.

Quito, Guayaquil, Portoviejo y Cuenca se convirtieron en centros de gran actividad electoral para pedir a la ciudadanía el voto a favor y en contra del proyecto. Al igual que anteriores días, los partidarios del 'Sí' entregaron en Quito copias de la Constitución y explicaron los pormenores del texto.

Los promotores del 'No', liderados por el alcalde de Guayaquil, Jaime Nebot, realizaron marchas por varios puntos de la ciudad, en busca de ganar adeptos con el propósito de evitar la aprobación de la Carta Magna que abre las posibilidades a un cambio de las estructuras de poder en Ecuador.

Las mayores confrontaciones se registraron en la ciudad de Guayaquil, considerada el cuartel general de los socialcristianos, donde los partidarios del 'Sí' y el 'No' intensificaron sus acciones esta semana. De hecho, el presidente Correa se trasladó el pasado martes a la ciudad para presidir la campaña de los defensores.