Correa hace una llamada a la restitución de Zelaya en su segunda investidura

Actualizado:

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, pidió hoy al recibir la presidencia temporal de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) que los doce países que la integran pidan la restitución "incondicional" de Manuel Zelaya en el poder.

Zelaya, a quien Correa reconoce como el único presidente legítimo de Honduras, estuvo presente en el discurso de Correa en el que asumió la presidencia en la III reunión Ordinaria de Jefes de Estado y de Gobierno de la Unasur, que se celebra en el centro histórico de Quito.

Correa recibió de la gobernante de Chile, Michele Bachellet, la presidencia pro témpore en una ceremonia en la Sala Capitular del convento de San Agustín, en Quito, con la presencia de gran parte de los presidentes de América del Sur.

En su discurso, Correa instó a los países sudamericanos a reiterar la condena del golpe de Estado en Honduras que destituyó y expulsó del país a Zelaya el pasado 28 de junio.

El gobernante ecuatoriano manifestó que Unasur materializa la convicción de que la unidad suramericana es imprescindible para el desarrollo de la región. "Nada ni nadie podrá frenar la marcha de nuestros pueblos hacia la construcción de la patria grande, de nuestra América, de nuestra segunda y definitiva independencia", dijo Correa.

Correa destacó la potencialidad de esa entidad, creada el 23 de mayo de 2008, por sus recursos naturales, y recalcó que constituye "una opción política" capaz de incluir en su seno los logros del Mercado Común del Sur (Mercosur) y la Comunidad Andina (CAN).

Ante la actual crisis económica, dijo que si el capitalismo es el culpable sería "irresponsable" dejar en sus manos la solución, por lo que insistió en la necesidad de crear el Banco del Sur y de constituir un fondo de reservas común para Suramérica. Añadió que se requieren "respuestas creativas, revolucionarias, construyendo algo nuevo y mejor".

Correa defendió, por otra parte, la libre movilidad de las personas en el mundo, y reiteró que para Ecuador no hay seres humanos ilegales. Además, rechazó observadores externos a la región para los procesos electorales al afirmar que "ya basta" de que la Unión Europea envíe ese tipo de misiones. Unasur está integrada por Argentina, Bolivia, Brasil, Colombia, Chile, Ecuador, Guayana, Paraguay, Perú, Uruguay, Surinam y Venezuela