El líder conservador europeo, Manfred Weber
El líder conservador europeo, Manfred Weber - EFE

El conservador Manfred Weber se presenta para sustituir a Juncker

El líder del Partido Popular Europeo aspira a presidir la Comisión Europea

Actualizado:

El político alemán de centroderecha Manfred Weber (CSU), actual presidente del grupo popular europeo (PPE) en la Eurocámara, ha anunciado este miércoles que se presentará a la terna interna de su familia política, la más numerosa en la Unión Europea, para ser el nuevo presidente de la Comisión Europea (CE).

Tras semanas de rumores, y tras explicar sus intenciones a sus colegas de grupo parlamentario del PPE, Weber lo ha anunciado con un mensaje en Twitter

«Deseo ser el candidato de PPE en las elecciones europeas de 2019 y convertirme en el próximo presidente de la Comisión Europea. Europa necesita un nuevo comienzo y más de democracia», ha dicho en su red social.

El eurodiputado confía en que el PPE, que celebra este noviembre un tipo de primarias para elegir a su cabeza de lista, le de su apoyo. Weber cuenta con el apoyo de su partido, la CSU y espera que Angela Merkel le muestre su respaldo público este lunes.

El proceso de presentar las candidaturas a sustituto de Jean-Claude Juncker se inicia oficialmente este jueves y se espera que el ex primer ministro finlandés Alexandre Stubbs, y el francés Michel Barnier, negociador jefe de la UE para el brexit también se postulen como candidatos. La decisión sobre cuál será el candidato del PPE se tomará en el Congreso de la formación el 7 de noviembre en Helsinki.

Por su parte, los socialistas europeos pondrán en marcha la selección de candidatos en noviembre y esperan finalizarla en diciembre en Lisboa.

Defensor europeísta

Weber, europeísta convencido, de 46 años (los 14 últimos en el Parlamento Europeo), es «consciente», de que no cuenta con la experiencia de haber sido presidente o primer ministro, pero se cree «ampliamente preparado» para el cargo, según fuentes cercanas al alemán.

Asimismo, dice estar en contacto con otros posibles candidatos a los que podría acabar enfrentándose como Alexander Stubb o Michelle Barnier, y confiar en que se celebre, en su caso, una competición «justa».

Weber, tan europeísta como ligado a las raíces democristianas del PPE, dijo a un grupo de periodistas que si gana dejará claro que no quiere contar con euroescépticos en el PPE, lo que podría marcar el camino de salida de Viktor Orbán de la familia conservadora europea, en la que el primer ministro húngaro y su partido son el socio más díscolo