Una iraní muestra la foto de Jomeini y sus dos hijos en una calle de Teherán. REUTERS

Condena a muerte en Japón para uno de los que fabricó gas sarín

El reo, miembro de la secta Aum, tuvo un papel clave en la puesta a punto del gas tóxico utilizado en 1995 en el ataque mortal contra el Metro de Tokio

EPEFE
Actualizado:

TOKIO. Japón. Masami Tsuchiya, un ex miembro de la secta Aum, fue condenado ayer a muerte por su papel clave en la fabricación del gas sarín y otras sustancias altamente tóxicas utilizadas en los atentados cometidos por este culto, incluido el ataque con gas sarín en el Metro de Tokio en 1995 en el que murieron doce personas, según informó la agencia Kiodo.

Un tribunal de distrito de Tokio, que lleva el caso desde noviembre de 1995, pronunció su sentencia, siguiendo las recomendaciones de la Fiscalía. El veredicto del juicio contra el fundador de Aum, Shoko Asahara, está previsto para el próximo 27 de febrero.

Tsuchiya, un químico de 39 años, fue acusado de asesinato, intento de asesinato y otros crímenes en relación con los ataques en el Metro de Tokio en marzo de 1995, donde hubo 5.000 afectados además de los muertos, y en una zona residencial de Matsumoto, en la prefectura de Nagano, en junio de 1994, donde murieron siete personas y otras 144 resultaron afectadas.

Asimismo ha sido acusado de otros cinco cargos, incluidos tres incidentes en los que se utilizó gas nervioso VX para matar o dañar a personas. El acusado se declaró inocente de todos los cargos que se le imputan.

Según su abogado, Tsuchiya no pretendía matar a nadie ya que no sabía que el gas sarín se utilizaría en el metro de Tokio y en Matsumoto y que el gas VX se utilizaría para matar. Tsuchiya realizaba un programa de doctorado en química en la Universidad de Tsukuba cuando se convirtió en seguidor de la secta.