La ONU condena de forma unánime la última provocación por parte de Corea del Norte

Formados en fila y con un entusiasmo al que nos tienen poco acostumbrados. Así reciben la "noticia especial"...

Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Formados en fila y con un entusiasmo al que nos tienen poco acostumbrados. Así reciben la "noticia especial" prometida por su dictador a pocas horas de la celebración de su cumpleaños. Un regalo que  sacude con fuerza a la comunidad internacional y que retumba en todos los lugares del planeta. Corea del Norte saca pecho y presume de su nuevo juguete: la bomba de hidrógeno. "Es un éxito rotundo que lleva el poder nuclear al siguiente nivel. Que el mundo vea este Estado fuerte, autosuficiente". Así lo celebra Kim Jon Un. Es un desafío al orden internacional. "Es preocupante y desestabilizador para la seguridad regional", señala el secretaio general de la ONU Ban Kin Moon. Pero desde EEUU llegan ecos de escepticismo. Dudan de esta nueva arma de destrucción masiva. "Nada nos hace pensar que es una bomba de hidrógeno", precisan. China, uno de sus fieles aliados, condena la acción. Sus vecinos en Seúl tampoco terminan de creérselo y avanzan que llevará tiempo demostrar si ha sido una bomba atómica o termonuclear. Entre los argumentos: el bajo registro sísmico y la escasa radiación en los puestos de control japoneses. Si se tratase de la temida bomba H el resultado sería de 50 a 100 veces superior a las detonaciones que asolaron Hiroshima y Nagasaki. Sin duda el arma más poderosa del planeta.-Redacción-