La comunidad internacional se vuelca con Haití y empieza a enviar las primeras ayudas

Cientos de haitianos traumatizados han dormido por segunda noche en parques y calles de la capital del país, temiendo más réplicas del catastrófico terremoto que derrumbó casas y edificios

REDACCIÓN/AGENCIAS MADRID
Actualizado:

Cientos de haitianos traumatizados han dormido por segunda noche en parques y calles de la capital del país, temiendo más réplicas del catastrófico terremoto que derrumbó casas y edificios gubernamentales y sepultó a una cantidad aún desconocida de personas. Decenas de miles de personas habrían muerto y se cree que muchos estarían atrapados aún con vida debajo de los escombros provocados por el seísmo de magnitud 7 que sacudió ayer la capital haitiana.

No hay indicios de operaciones organizadas para rescatar a los atrapados bajo los restos de viviendas o para retirar los cadáveres, y los médicos en Haití, el país más pobre del hemisferio occidental, no contaban con equipo adecuado para atender a los heridos. Por ello, el mandatario haitiano René Préval ha solicitado ayuda urgente a la comunidad internacional.

Un llamamiento que está atendiendo con prontitud el mundo. La Misión de Naciones Unidas para la Estabilización de Haití (MINUSTAH) ha constatado ya la llegada de los primeros envíos de emergencia en aviones de Francia, Venezuela y China, pese a que el aterrizaje en el aeropuerto de Puerto Príncipe debe hacerse "a ojo" porque la torre de control sigue sin estar operativa, según la ONU.

EEUU lidera el envío de ayuda

El Ejército de Estados Unidos ha tomado el control del aeropuerto y lo ha preparado para recibir durante las 24 horas del día las ayudas que están de camino, en coordinación con el Gobierno haitiano, la ONU y otras naciones que ya están en el país, y se espera la llegada hoy de soldados del Ejército y de la infantería de Marina.

La fuerza de la ONU ha instalado un centro logístico cercano al aeropuerto para coordinar las labores hasta que se repare hoy la torre de control, según se espera, mientas que el puerto de la capital sigue sin poder recibir cargas porque las tres grandes grúas existentes han quedado destruidas.

A los envíos internacionales por aire se ha sumado la ayuda de la República Dominicana, que comparte la isla La Española con Haití, por carretera desde la frontera de Jimaní hasta Puerto Príncipe, informó hoy el embajador dominicano, Rubén Silié. Ese fronterizo municipio se ha convertido desde ayer en un centro de acopio en el que se coordinan las acciones de ayuda a favor de las víctimas del sismo.

La ayuda ya comenzó a entrar en Haití el miércoles en aviones de otros países, como Francia -antigua metrópoli- y Brasil, y hoy está previsto que aterrice otro con equipo de campaña después de que con anterioridad enviara toneladas de alimentos, medicinas y agua. Tres aviones franceses procedentes de los territorios de ultramar han aterrizado en Puerto Príncipe con ayuda humanitaria y de urgencia, y este jueves se prevé la llegada de un hospital de campaña en un avión de gran capacidad que parte hoy de Francia. También se espera a expertos en desastres y especialista de Colombia que transportan medicinas y víveres, y a quienes acompaña el ministro del Interior y de Justicia, Fabio Valencia.

Europa y latinoamérica, al rescate

La Unión Europea (UE) ya ha enviado a Haití a expertos en una aeronave belga para que analicen las necesidades de la población, a los que hoy está previsto que se sumen otros de Bélgica, Luxemburgo, Francia, Reino Unido e Islandia dedicados a la búsqueda y rescate de personas. También ha viajado a Haití personal médico de Bélgica e Italia, y está previsto que hoy llegue un avión fletado por España que partió de Panamá con 24 toneladas de ayuda humanitaria.

Del llamamiento internacional de ayuda urgente para Haití se han hecho eco otros países americanos, como México, Canadá, Chile, Ecuador, Nicaragua o Cuba, así como de otros continentes como Japón, Corea del Sur, Marruecos o Israel. Varios países y organismos internacionales han anunciado hoy la concesión de ayuda económica para la reconstrucción, entre ellos Estados Unidos, con 100 millones de dólares, una cifra similar a la que enviarán el Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial.

Además de esta ayuda, desde Ginebra la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT) anunció que 40 terminales de satélite y 60 de banda ancha han sido enviadas a Haití para restablecer las comunicaciones básicas, lo que será esencial para contribuir a las tareas de rescate y a la ayuda de emergencia.

La Cruz Roja haitiana ha informadode que entre 45.000 y 50.000 personas pueden haber perecido como consecuencia del terremoto de 7 grados ocurrido a última hora del martes, y que hay 3 millones de afectados, de una población total de 8,9 millones.