Hoy comienzan las investigaciones del juez lord Hutton sobre el «caso Kelly»

El ministro de Defensa británico, Geoff Hoon, dimitiría tras la conclusión de las investigaciones sobre el suicidio de David Kelly, según el Sunday Express

ABC
Actualizado:

LONDRES. El juez lord Brian Hutton, encargado de las investigaciones sobre la muerte del asesor del Ministerio de Defensa David Kelly, empezará hoy a tomar declaración a los testigos del caso, en la primera de varias semanas de audiencias a las que están convocados, entre otros, el periodista de la BBC Andrew Gilligan y varios altos cargos del Gobierno de Tony Blair, incluyendo al primer ministro.

Hoy acudirá al Tribunal Real de Justicia de Londres el ex alto responsable del Ministerio de Defensa Terence Taylor, amigo y ex colaborador de Kelly, y hoy miembro del Instituto Internacional de Estudios Estratégicos de Washington. Asimismo, está prevista la comparecencia de Patrick Lamb, responsable de cuestiones de no proliferación en el Ministerio de Asuntos Exteriores.

El magistrado tomará también hoy declaración a Julian Miller, alto responsable del gabinete (Gobierno restringido) y cercano colaborador del ministro de Defensa, Geoff Hoon, así como al director de personal de Ministerio, Richard Hatfield, que fue quien interrogó a Kelly tras confesar éste en parte que había hablado con la BBC.

El propio Gilligan testificará acerca de sus conversaciones con el doctor Kelly, quien supuestamente le aseguró que el Gobierno de Blair había «exagerado» las informaciones sobre la amenaza del armamento iraquí para justificar la intervención militar.

Entre los altos cargos que se podrían tambalear por el resultado de las investigaciones que hoy comienzan, el del ministro de Defensa suena con más fuerza, informó ayer el semanario británico Sunday Express. Según el semanario, el ministro dimitirá cuando el juez Brian Hutton entregue sus conclusiones al concluir la investigación sobre la muerte del científico.

«Pagará por todo el Gobierno»

Geoff Hoon está considerado como el responsable de haber revelado el nombre de Kelly como la fuente utilizada por la BBC cuando este medio aseguró que el Gobierno británico había exagerado un informe sobre Irak. «Hoon pagará por todo el Gobierno», declaró el Sunday Express, citando a una fuente anónima del 10 de Downing Street. «Será sacrificado con la esperanza de que su dimisión ayude a Tony Blair». «Nadie cree que Hoon sea el único responsable de la divulgación del nombre de Kelly, algo que jamás hubiera podido hacerse sin el acuerdo de Downing Street (oficina del primer ministro británico). Pero Hoon no es irremplazable, mientras que el primer ministro sí lo es», señaló la misma fuente.

Por su parte, el líder del Partido Conservador, Iain Duncan Smith, exigió ayer al primer ministro británico que se disculpe públicamente después de que uno de sus portavoces acusó al fallecido científico David Kelly de ser un «fantasioso». Uno de los portavoces de Blair dijo hace unos días a la prensa británica que el empleado del ministerio de Defensa era como un «Walter Mitty», un personaje de ficción que imagina cosas y tiene aires de grandeza.

Pese a que el viceprimer ministro John Prescott, quien asume el poder ejecutivo durante las vacaciones de Blair en Barbados, ya se disculpó por carta a la viuda de Kelly, Duncan cree que debe ser Tony Blair quien debe dar la cara.

«La culpa sube hasta arriba. Tony Blair es quien tiene que pedir perdón, ya que, al fin y al cabo, Tom Kelly, el portavoz que llamó «fantasioso» al experto en armas, Alastair Campbell (el jefe de Comunicación de Downing Street) y el resto de portavoces trabajan para él», señaló el líder del principal partido de la oposición.