Aspecto de la costa de Cancún

Comienza a soplar el viento del huracán Iván en la costa cubana

Agencias. Miami
Actualizado:

Los primeros vientos huracanados del terrible huracán "Iván" azotan hoy Cuba, aunque los pronósticos indican que el centro del ciclón no cruzará el occidente de la isla.

De acuerdo al boletín de las 15.00 GMT del Centro Nacional de Huracanes (CNH), con sede en Miami, el vórtice (el centro) de "Iván" avanzó 45 kilómetros en dirección sur-sureste en las últimas cuatro horas y se encuentra a 135 kilómetros del extremo oeste de Cuba, es decir, cerca de la latitud 20,6 norte y longitud 84,4 oeste.

Sus vientos máximos sostenidos continúan en 260 kilómetros por hora (kms./hr.), con ráfagas más fuertes y permanece en la "extremadamente peligrosa" categoría cinco, la máxima en la escala de intensidad Saffir-Simpson.

"Iván" bajó levemente su velocidad de traslación hacia el oeste-noroeste de 17 a 13 kms./hr. y las proyecciones por computadora contemplan la posibilidad de que su vórtice no toque Cuba. Según esos pronósticos se espera que, durante la noche de hoy o la madrugada de mañana, se dirija por el canal de Yucatán hacia el Golfo de México afectando con sus vientos periféricos y lluvias torrenciales a la península mexicana de Yucatán donde se encuentran los conocidos centros turísticos de Cancún, Cozumel y Tulum.

El diámetro de "Iván" es de más de 600 kilómetros, con vientos huracanados que se sienten a 165 kilómetros de distancia de su centro y vientos de tormenta tropical que se extienden en un radio de 325 kilómetros desde su vórtice. Antes de llegar a las Islas Caimán, el ciclón castigó a Jamaica, dejando al menos dieciséis muertos, miles de damnificados y cuantiosos daños materiales.

"Iván", el quinto huracán de la temporada, ha castigado ya a Barbados, Colombia, Granada, Jamaica, República Dominicana, Trinidad y Tobago, las Antillas Holandesas, Venezuela y otras islas caribeñas, ocasionado al menos 45 muertos y dejando una estela de destrucción y caos a su paso. Varios países ya han comenzado a enviar ayuda financiera a las naciones devastadas del Caribe.

El potente huracán, uno de los más catastróficos de la actual temporada ciclónica del Atlántico, también ha ocasionado la evacuación de 45.000 personas en México, que tiene bajo alerta a la península de Yucatán.