En la imagen, la senadora por Nueva York, Hillary Clinton./ Afp
En la imagen, la senadora por Nueva York, Hillary Clinton./ Afp

Clinton aboga por fortalecer la imagen exterior de EEUU

AGENCIAS |
WASHINGTONActualizado:

Hillary Clinton, designada secretaria de Estado por Barack Obama, ha abogado ante el Senado de Estados Unidos por una diplomacia reconciliada con el resto del mundo, tras las tensiones dejadas por los ocho años de la administración Bush. "Estados Unidos no puede resolver solo los problemas más urgentes del mundo y el mundo no puede resolverlos sin Estados Unidos", ha declarado.

"La potencia estadounidense ha dejado que desear pero sigue siendo deseada", ha dicho la primera dama, en tanto la administración saliente de George W. Bush ha sido a menudo acusada de "unilateralismo".

Clinton ha prometido "renovar la potencia de Estados Unidos a través de una diplomacia que fortalezca nuestra seguridad, haga progresar nuestros intereses y refleje nuestros valores". "La política exterior debe fundarse en la unión de principios y del pragmatismo, no sobre una ideología rígida", ha agregado.

Línea dura con Irán

Sin embargo, se ha mostrado partidaria de mantener una línea dura con respecto a Irán. "Iniciaremos un nuevo diálogo, pero nunca vamos a permitir que Teherán se dote de armas nucleares", ha manifestado.

En lo que se refiere a Irán, todas las opciones están sobre la mesa, en una aparente referencia al posible uso de la fuerza militar. El actual gobierno estadounidense y sus aliados han impulsado en varias ocasiones la imposición de sanciones a Irán por la ONU, con el fin de disuadir al país para que renuncie su programa nuclear. Clinton ha indicado que el gobierno de Obama perseguirá una línea de actuación similar. "Haremos todo lo posible que podamos para intentar a través de la diplomacia, mediante el uso de sanciones, mediante la creación de mejores coaliciones" con otros países, para impedir que Irán se convierta en una potencia militar.

Ha declarado además que EEUU consultará a sus aliados antes de adoptar medidas concretas con respecto a Irán, como el establecimiento de relaciones diplomáticas directas con el país. "No nos hacemos ilusiones", ha apuntado, para señalar que incluso si EEUU trata de colaborar con Irán para cambiar su comportamiento es difícil predecir los resultados.

Mejorar la imagen exterior de EEUU

En cuanto al conflicto en Gaza, Clinton ha manifestado que la administración de Barack Obama hará "todos los esfuerzos" para la paz entre israelíes y palestinos. "El presidente electo y yo entendemos y somos profundamente comprensivos con el deseo de Israel de defenderse bajo las actuales circunstancias, y de estar libres de los disparos de cohetes de Hamas", ha defendido. "Sin embargo, también se nos ha recordado los trágicos costos humanitarios del conflicto en Medio Oriente y el dolor y sufrimiento de civiles palestinos e israelíes", ha agregado.

Con respecto a China, la futura jefa de la diplomacia estadounidense ha asegurado que mejorar las relaciones con China no era "un esfuerzo en una sola dirección" y que dependía de la actitud de Pekín. "Queremos una relación positiva y de cooperación con China, una en la que profundicemos y fortalezcamos nuestros vínculos en varios asuntos", dijo Clinton. "Pero no se trata de un esfuerzo en una sola dirección. Mucho de lo que hagamos dependerá de las opciones que haga China sobre su futuro tanto interna como externamente".

También ha prometido buscar "relaciones de cooperación" con Rusia, y ha aclarado que eso se hará sin menoscabo de la defensa de las normas internacionales. "El presidente electo Obama y yo buscamos un futuro de relaciones de cooperación con el gobierno ruso en materias de importancia estratégica, al tiempo de mantener enérgicamente los valores norteamericanos y las normas internacionales", ha asegurado.