Nancy Pelosi, líder de la minoría de la Cámara de Representantes de Estados Unidos
Nancy Pelosi, líder de la minoría de la Cámara de Representantes de Estados Unidos - REUTERS

Las claves de las elecciones parciales de Estados Unidos

Todos los presidentes desde Ronald Reagan han tenido que gobernar con la Cámara en contra en algún momento, sin que eso haya impedido la reelección de la mayoría de ellos

WashingtonActualizado:

Donald Trump defendió en la campaña que las elecciones de ayer eran un referendo sobre su gestión y ha logrado un veredicto ambiguo: su partido mantiene el Senado y pierde la Cámara de Representantes. No es en sí un mal augurio para el presidente. Dos años después de que Barack Obama llegara a la Casa Blanca, su partido perdió el control de la Cámara y cuatro años después, el del Senado. Todos los presidentes desde Ronald Reagan han tenido que gobernar con la Cámara en contra en algún momento, sin que eso haya impedido la reelección de la mayoría de ellos.

¿Quién liderará a los demócratas?

Se abre ahora una batalla por la presidencia de la Cámara. Aspira a presidirla de nuevo Nancy Pelosi, que ya ocupó el puesto entre 2006 y 2010, cuatro años en los que logró aprobar la reforma sanitaria de Obama. Sin embargo Pelosi, a sus 79 años, tiene oposición en sus filas. Una nueva generación de demócratas le pide que deje paso a políticos más jóvenes, como el diputado de Ohio Tim Ryan, que tiene 45 años. El grupo parlamentario ganador debe elegir al presidente de la Cámara con un voto de mayoría simple cuando se inaugure la nueva legislatura en enero.

¿Qué pueden hacer ahora los demócratas?

La Cámara de Representantes tiene la potestad de iniciar la tramitación de una ley, pero esta debe ser ratificada luego por el Senado, por lo que los demócratas tienen bastante limitadas sus opciones. Estos pueden, sin embargo, bloquear leyes aprobadas en la otra cámara y abrir todo tipo de investigaciones en cualquiera de sus 21 comisiones, incluido el proceso de recusación o «impeachment» del presidente. Es poco probable que este se lleve a cabo, ya que los demócratas centristas dudan de que pueda culminar con éxito.

¿Qué supone el resultado para Trump?

Desde hoy, Trump trabaja en su reelección en 2020. Cuenta con la mayoría del Senado para aprobar sus propuestas, pero deberá demostrar que es capaz de negociar con la oposición. Ha hecho promesas para las que es necesaria la mayoría de la Cámara de Representantes, como financiar la construcción del muro con México o bajar los impuestos un 10%. Además, han ganado escaños en el Senado candidatos republicanos que han sido muy críticos con él, como Mitt Romney, que desde enero será senador por Utah.

¿Qué cambios ha habido con respecto a 2016?

Los demócratas han recuperado una treintena de escaños en Estados que votaron a Trump en las presidenciales de hace dos años. Es el caso de Dona Shalala en Miami (Florida), Sharice Davis en Kansas y Abigail Spanberger en Virginia. El Senado, por su parte, se mantiene sin grandes alteraciones de poder. A grandes rasgos, no se puede hablar de un gran cambio de tendencia política. La Cámara se renueva cada dos años y está más sujeta a este tipo de vaivenes.