Imagen de la Estación Central de Viena
Imagen de la Estación Central de Viena - Twitter

Una española es asesinada por su hermano en Viena

El presunto agresor, de 21 años, atacó a su hermana, de 25 años, con un cuchillo de cocina en la Estación Central

Corresponsal en BerlínActualizado:

En la estación central de Viena, una joven española de 25 años fue asesinada a puñaladas anoche por su propio hermano. El presunto autor, de 21 años y también de nacionalidad española, fue detenido y ha confesado en el primer interrogatorio. Una segunda hermana, adoptada y de 32 años, fue testigo de los hechos y está recibiendo asistencia consular a la espera del juicio, según la prensa local. Así termina el intento de la familia por recuperar al joven, que había trabajado en Alemania antes de mudarse a Austria y que asesinó a su hermana con un cuchillo de cocina cuya hoja medía 20 centímetros.

Ni la Embajada de España en Viena ni la policía austriaca ha informado sobre la identidad de la víctima o del asesino. La prensa vienesa ha publicado la historia de este emigrante, que había trabajado anteriormente como cocinero y que después perdió su empleo, por lo que su situación financiera se había complicado. En lugar de escuchar las llamadas de la familia, que le pedía que regresase a España y buscase un empleo allí, comenzó a conseguir dinero gracias al tráfico de pequeñas cantidades de droga. En las pasadas Navidades no viajó para ver a su familia, como había hecho en anteriores años, y cada vez era más difícil que respondiese a los mensajes a través del teléfono, por lo que las dos hermanas decidieron viajar a Viena con la intención de llevárselo de vuelta a España.

Pasada la una de la madrugada de esta noche, el personal de seguridad de la estación central de Viena, bajo la dirección de Mehmet S., advirtió a través de las cámaras de seguridad que tenía lugar una persecución en el segundo sótano, en los arcenes del metro. En un primer momento, informaron de un hombre «de procedencia africana tras el que corrían dos mujeres». «Hubo un forcejeo. El hombre salió corriendo y las mujeres corrieron tras él. Entonces el hombre frenó, dejó la mochila en el suelo, posiblemente con el cuchillo ya en la mano, y retrocedió hacia las dos jóvenes, apuñalando a una de ellas». Así ha descrito los hechos el portavoz de la empresa de ferrocarriles ÖBB, Daniel Pinka, que ha felicitado al personal de la empresa. Entre tres guardas de seguridad redujeron al agresor y la policía llegó en solo unos minutos, procediendo a la detención. «El motivo de la discusión aún no está claro», se ha limitado a informar el portavoz de la policía, Daniel Fürst, «no conocemos tampoco cuánto tiempo lleva esta persona en Viena, sabemos que antes había estado en Alemania, pero tendremos que eseperar a la primera audiencia para ofrecer más datos».

Los intentos de reanimación de la joven por parte de la policía y los servicios sanitarios no dieron resultado. El cuchillo fue incautado en el lugar del crimen durante el levantamiento del cadáver. El edificio fue cerrado entre las 2 y las 4 de la madrugada, mientras trabajaba sobre el terreno el equipo forense. El cuerpo de la mujer, que yacía sobre el suelo, fue cubierto con una tienda de campaña en la que los criminólogos realizaron su trabajo, evitando así las miradas de los viajeros.