Juan Miguel Fuente-Alba, jefe del Ejército de Chile, entre 2010 y 2014
Juan Miguel Fuente-Alba, jefe del Ejército de Chile, entre 2010 y 2014 - REUTERS

Chile procesa a dos exjefes del Ejército por corrupción

Malversaron presuntamente más de diez millones de dólares entre 2010 y 2018

Santiago de ChileActualizado:

Una jueza especial procesó al general retirado Humberto Oviedo, excomandante en jefe del Ejército de Chile (2014-2018), por malversación de fondos públicos procedentes de los gastos reservados de la institución, informaron este domingo fuentes judiciales. El monto de lo defraudado asciende a 4.596.129.200 pesos (unos 6,75 millones de dólares), precisaron las fuentes del caso, que es llevado por la jueza especial Romy Rutherford, quien el pasado martes había dejado a Oviedo bajo arresto en un batallón de policía militar tras someterlo a un interrogatorio.

La decisión la adoptó la magistrada después que el pasado viernes la Corte Marcial rechazase dos recursos de amparo (hábeas corpus) presentados por la defensa del general, en los que se acusaba a la juez de actuar de forma ilegal y arbitraria en el caso. El militar fue llevado ante la juez pasadas las 22 horas de este sábado (4.00 del domingo, en España) para notificarle su decisión, en un trámite que se prolongó hasta minutos antes de la medianoche (6.00, en la Península).

Además la magistrada dictó un mandamiento de embargo sobre los bienes del procesado por el mismo monto, dijeron las fuentes, que añadieron que, tras ser notificado, Oviedo manifestó conformidad con la resolución. Más tarde, el general regresó al batallón de policía militar, ahora bajo prisión preventiva.

En ese mismo recinto se encuentra desde el pasado febrero, también en prisión preventiva, el general Juan Miguel Fuente-Alba, antecesor de Oviedo en la jefatura del Ejército entre 2010 y 2014, tras ser procesado por malversación de 3.500 millones de pesos (unos 5,10 millones de dólares) provenientes de gastos reservados del Ejército.

El pasado 26 de junio, el ministro de Defensa, Alberto Espina, respaldó la aplicación de las máximas sanciones a militares culpables de corrupción y anunció que un proyecto de ley que modifica el uso de gastos reservados de las Fuerzas Armadas se tramitará con suma urgencia en el Parlamento.

En el caso de probarse los delitos, «que se apliquen las más duras sanciones para sus autores», afirmó, precisando que los gastos reservados «son muy importantes para la seguridad exterior de Chile y sirven para financiar las actividades de inteligencia que permitan al país protegerse y anticiparse ante amenazas».