La capital, Santiago, también ha sentido los efectos del temblor. / Afp

Chile eleva a 708 los muertos por el seísmo y decreta el Estado de Emergencia

SANTIAGO DE CHILE
SANTIAGO DE CHILEActualizado:

La cifra de muertos por el seísmo en Chile se eleva ya a 708, según el último balance proporcionado por la presidenta del país. "Este número creo que va a seguir creciendo", ha asegurado Michell Bachelet, que previamente anunciaba que la tragedia tenía dimensiones históricas. La mayor parte de las víctimas mortales se registran en la región del Maule, con 541; seguida de Bío Bío, con 64, y 103 en las otras seis regiones afectadas, donde además hay dos millones de damnificados.

Bachelet ha hecho un llamamiento a todos los sectores a hacer un "gigantesco esfuerzo" para poder superar esta "emergencia sin parangón en la historia" de Chile. En su comparecencia en La Moneda tras una reunión de coordinación, la presidenta ha apuntado que hay un importante número de desaparecidos. La mandataria, que abandonará el cargo el próximo 11 de marzo, anunciaba que el Gobierno ha llegado a un acuerdo con las principales cadenas de supermercados del país para la "entrega gratuita" de alimentos de primera necesidad y de "forma ordenada" en las regiones de Maule, Biobío y algunos sectores de Araucanía, después de que se hayan producido algunos asaltos a establecimientos en la ciudad de Concepción.

Siguen los cortes de luz

También se ha decretado el "estado de excepción constitucional de catástrofe" en Maule y Biobío por un plazo de 30 días con el fin de "garantizar la situación de orden público en la zona más afectada y acelerar la entrega de ayuda". En esta entrega, explicaba, participará el Ejército, que también está ayudando a retirar escombros. Bachelet ha reconocido que quizá el principal problema que tiene el país es la falta de suministro eléctrico, por lo que ha exigido a las compañías eléctricas que "hagan el máximo esfuerzo" para restablecerlo. La falta de luz está afectando también a las comunicaciones, ya que los móviles se están quedando sin batería y no es posible recargarla.

Los equipos de rescate trabajan a contrarreloj en Concepción, la segunda ciudad en importancia del país y una de las que más ha sufrido las consecuencias del seísmo. Allí han sido localizadas con vida cerca de un centenar de personas que están atrapadas bajo un edificio derrumbado. Del inmueble, de catorce pisos y prácticamente nuevo, los equipos de rescate ya han logrado sacar a 22 personas vivas y un número indeterminado de cadáveres.

Constantes réplicas

Las réplicas del terremoto no dejan de sucederse. Un temblor de 6,2 grados Richter de magnitud ha sacudio la zona central y sur del país. Se ha sentido a las 08:28 horas de este domingo (11:28 GMT) y ha abarcado desde la región de Valparaíso, a 100 kilómetros al noroeste de Santiago, hasta Concepción, a 500 kilómetros al sur de la capital.

Entre las víctimas de la tragedia figuran cinco habitantes del archipiélago de Juan Fernández, a unos 600 kilómetros de la costa chilena, donde además hay once desaparecidos después de que una enorme ola penetrara en el principal poblado de ese territorio insular. Buena parte del área del Pacifíco ha vivido las últimas horas en alerta por la amenaza de un tsunami a raíz del terremoto de Chile. Japón activó todas las alarmas y ordenó evacuaciones masivas en su costa aunque al final sólo se han registrado causó olas menores de lo temido. La alerta ya se ha desactivado.

El Gobierno chileno ha hecho un llamamiento a la ciudadanía para que no compre provisiones o gasolina de manera exagerada porque el abastecimiento está asegurado y no habrá escasez. "Ese problema no lo tenemos", aseguraba el ministro Pérez Yoma, que insistía en que el principal problema es reparar las carreteras dañadas para normalizar el tráfico de personas y mercancías.