Chávez firma acuerdos con Cuba, «la misma nación» que Venezuela, dice

REUTERSRaúl Castro muestra a Chávez ayer, en Santiago, un fusil que su hermano Fidel empleó en Sierra Maestra, durante la revoluciónEFELA HABANA. El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, hizo ayer un

EFE. LA HABANA.
Actualizado:

El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, hizo ayer un viaje a Santiago de Cuba, al este de la isla, que culminó con la suscripción de nuevos acuerdos económicos bilaterales, y la reiteración de que su país y Cuba son una misma nación.

Chávez llegó al aeropuerto de Santiago de Cuba, donde le esperaba el presidente provisional de Cuba, Raúl Castro, y marcharon juntos a visitar el cementerio de Santa Efigenia, donde reposan los restos del héroe nacional cubano José Martí, y el cuartel Moncada, símbolo del levantamiento revolucionario cubano.

En el trayecto, miles de santiagueros movilizados desde primeras horas de la mañana dieron la bienvenida a Chávez en la segunda ciudad más importante del país, situada a unos 900 kilómetros al este de La Habana, con banderas venezolanas y cubanas y pancartas con el rostro del jefe de Estado suramericano.

Bromas y batallitas

Tanto en Santa Efigenia como en el Museo del 26 de julio, situado dentro del cuartel que un grupo de alzados comandados por el líder cubano, Fidel Castro, trató de asaltar en 1953, en una acción considerada como el inicio de la revolución que triunfó en 1959, Raúl Castro bromeó y compartió anécdotas con Chávez.

Por la tarde, ambos presidieron la firma de catorce nuevos acuerdos entre ambos países para poner en marcha proyectos conjuntos en los sectores energético, químico, petroquímico, agrícola, alimentario y pesquero.

Entre otros puntos, se acordó la ampliación de las capacidad de la refinería «Hermanos Díaz», de Santiago de Cuba, la puesta en marcha de un plan para reactivar el oleoducto Matanzas-Santiago de Cuba, la constitución de otras tres empresas mixtas, y la concesión de más créditos para la isla.

También se acordó ampliar de 65.000 barriles diarios hasta 150.000 las capacidades de la refinería de Cienfuegos, en el centro-sur, cuya inauguración, también presidida por Chávez y Raúl Castro, tuvo lugar el viernes como clausura de la IV Cumbre de Petrocaribe.

Los acuerdos son un nuevo paso en las relaciones de Cuba con Venezuela, su principal socio económico y comercial, con un intercambio de bienes y servicios que supera los 7.000 millones de dólares.

Además, Venezuela suministra alrededor de 92.000 barriles diarios de petróleo a la isla, que La Habana retribuye con servicios médicos, educativos y deportivos.

El vicepresidente cubano, Carlos Lage, indicó tras la rúbrica de los acuerdos que en Venezuela trabajan actualmente 39.000 colaboradores cubanos en prácticamente todos los sectores de la vida del país, casi 31.000 de ellos en el sector de salud. «Nosotros, presidente Chávez, nos enorgullecemos de su amistad, de la amistad de ese querido y entrañable pueblo venezolano, nos enorgullecemos de marchar juntos», dijo Lage.

El vicepresidente recordó las palabras del líder cubano, Fidel Castro, en un mensaje difundido el pasado día 17 en el que señaló «que hay que ser consecuente hasta el final».

«Nosotros los revolucionarios cubanos seremos junto a ti (Chávez) consecuentes hasta el final», agregó. En ese acto, Chávez insistió en que Cuba y Venezuela son una misma nación y llamó a alimentar esa «conciencia» con un eje estratégico que vaya desde el extremo occidental de la isla hasta el noroeste de Venezuela.

«Aquí en Santiago de Cuba, nosotros los venezolanos estamos en la misma nación, ustedes allá en Paraguaná, en Caracas, ustedes están en la misma nación, pero esa conciencia hay que alimentarla», dijo.

Chávez recibió una réplica del machete de Antonio Maceo, prócer de la guerra de independencia cubana, y Raúl Castro le mostró un fusil que portó Fidel durante la lucha revolucionaria en Sierra Maestra.