Hugo Chávez defiende su frustrado golpe de hace 20 años: «Era una necesidad histórica»
Hugo Chávez canta durante el acto conmemorativo de los 13 años de su llegada al poder - reuters

Hugo Chávez defiende su frustrado golpe de hace 20 años: «Era una necesidad histórica»

«Venezuela no tenía salida, solo por la vía de la revolución podíamos salir del abismo en el que estábamos», asegura el presidente en un acto con motivo del 13º aniversario de su llegada al poder

efe
caracas Actualizado:

El presidente venezolano, Hugo Chávez, ha reivindicado este viernes el fallido intento de golpe de Estado que encabezó en 1992 como una «necesidad histórica» para salir del «abismo» en que se encontraba el país en aquel momento. «La rebelión del 4 de febrero era una necesidad histórica; Venezuela no tenía salida, había que sacudir a la patria, solo por la vía de la revolución podíamos salir del abismo en el que estábamos», dijo Chávez, en un acto por el 13º aniversario de su llegada al poder, en 1999.

Chávez ha defendido la asonada fracasada después de mencionar la histórica frase de Fidel Castro «la historia me absolverá», pronunciada en el juicio en el que fue procesado por su fracasado intento de asalto al Cuartel Moncada de Santiago de Cuba, en 1953. Ha reivindicado también su quehacer en el gobierno desde que asumió hace hoy trece años la jefatura del Estado y los avances en su gestión para dar respuesta a los problemas de pobreza, asegurando de no haber llegado al poder el proceso que encabeza «lo más probable es que estuviéramos en una guerra civil».

El Gobierno venezolano ha convocado varios actos para este sábado, 4 de febrero, fecha en que se conmemora el intento de asonada, incluido un «desfile cívico-militar» en Caracas.

Chávez, entonces teniente coronel del Ejército, lideró hace 20 años junto a otros mandos bajos e intermedios de la Fuerzas Armadas un intento de golpe contra el gobierno de Carlos Andrés Pérez, que le costó la carrera militar y dos años de cárcel. El hoy presidente salió de prisión gracias a una amnistía y fundó un partido político con el cual ganó las presidenciales de 1998.